lunes, junio 09, 2014

Berlin este

De la misma manera que, tal como dice una amiga, existen dos tipos de hombres (George Clooney y el resto), también existen dos tipos de personas. Las que se orientan fácilmente en una ciudad y las que no. En mi caso, depende de la urbe. En Berlin, damen und herren, no lo he conseguido. Tampoco ayuda que la numeración de los edificios en las calles siga una lógica que tampoco he sido capaz de descifrar. Si Google Maps te dice que para llegar en trasporte público a Prenzaluer Berg (barrio del noreste de la ciudad, ahora de alto poder adquisitivo, donde viven profesionales liberales y donde existe más vida nocturna que diurna) desde Schöneberg (barrio al suroeste de Berlin, centro gay desde la década de los años veinte, salvo el abyecto paréntesis de la Alemania nazi) necesitas veintisiete minutos, añade quince más. Los necesitarás para, una vez salgas del metro, encontrar dónde está el número de la calle a la que vas. Por cierto, uno de los dos meses que voy a pasar en Berlin viviré en Schöneberg. El otro, en Prenzlauer Berg.


East Side Gallery
© Fotografía del autor.

Al este de la ciudad se encuentra el Mauerpark, uno de los numerosos y grandes parques que dan sombra a la ciudad, punto de encuentro los domingos por la mañana, de hordas de alemanes y de no alemanes. Todos desparramados por la hierba (familias, parejas, amigos, ligues) mientras bandas amateur tocan en directo. Junto al parque, un mercadillo con decenas de puestos en los que puedes encontrar desde la vajilla (usada) de la abuela Müller hasta ropa (sin usar) diseñada por la misma persona que, dilatadores en las orejas, atiende el puesto. Sea en el este o en el oeste, lo que todo alemán – y a partir de ahora, quien escribe estas líneas – lleva en la mochila, en verano, es: una manta (nunca sabes dónde te va a pillar el próximo picnic), una botella de agua (a poder ser, muy fría) y un gorro para protegerte del sol. Por cierto, llevo tumbado dos horas en el parque y acabo de recordar que yo había quedado con un hombre. ¿O era George Clooney? ¿Era en el este? ¿O en el oeste?

Ahora dale al play y disfruta del tema “Where Are We Now?” de David Bowie.


Hasta el próximo lunes, si la vida lo permite.

No hay comentarios: