lunes, mayo 20, 2013

15 cosas que me vuelven loco (del coño)

Nota: Al amigo José Manuel le encanta elaborar listas. Y a mí me vuelve loco copiar ideas.

1. Mi perro Roko.

2. Que una amiga de mi madre me pregunte “¿Sobre qué estás haciendo el doctorado?” y responder “Sobre los chaperos en la literatura española”.

3. Thanksgiving.

4. Solicitar una hoja de sugerencias en FNAC para, mostrando respeto por todas la minorías, solicitar mayor presencia de dependientes heterosexuales.

5. Buenos Aires.

6. Copiarle a Juan Pablo una idea. Elaborar, con la ayuda de mi madre, un cuaderno con las recetas familiares. Hasta el momento llevamos el escabeche de judías verdes y el pollo al ajillo.

7. Eurovisión.

8. Compartir citas. “Las contraseñas son como la ropa interior. No puedes dejar que nadie la vea, debes cambiarla regularmente y no debes compartirla con extraños”. F. Scott Fitzgerald.

9. La Blogola.

10. Elegir, tras hacer la compra en el supermercado, la caja atendida por el veinteañero que responde automáticamente a todos los clientes con “Tu cambio, cielo”.

11. Formar parte del grupo de amigos de las 13 rosas.

12. Contar anécdotas de (algunos) vecinos que tuve en Madrid: Mariano Ozores, Darek Miroslaw, Margarita de Borbón, Darío Barrio y Karmentxu Marín.

13. Los amigos y la familia. En orden alfabético.

14. Viajar en AVE. Y en avión. Y en coche.

15. Llenarme la boca con la palabra coño. Todo lo que sé (sobre coños) se lo debo a la dilatada experiencia en la cuestión de mi amigo José Manuel Duarte.