lunes, abril 25, 2011

Sant Jordi frente al Mediterráneo

Hola Lunes, arrancamos hoy, por primera vez desde el pasado otoño, sin una película. Balance de cuatro amaneceres – en sentido literal – frente al Mediterráneo. Desayuno medio por día para dos personas. Tres tés de escaramujo con hibisco, tres cafés con leche, macedonia de frutas, zumo de naranja, plátano. Cereales Special K con yogur, cereales de arroz inflado al chocolate con yogur natural. Tortilla francesa con queso, champiñones, jamón y perejil. Sobre la tortilla, queso gouda y bacon. Dulce de membrillo con queso fresco, pavo y queso gouda en lonchas, pan de cereales con tomate, huevos fritos y bacon a la plancha. Pan de cereales con tomate. Varios croissants con mantequilla, mermelada y nutella. Yogur de plátano de la Fageda. ¿Sería el desayuno continental el motivo por el que el primer día el maitre nos confundió con una pareja de alemanes y el segundo con una pareja de franceses?


Las dos únicas ventajas de crecer y vivir en un país con bagaje católico son: disponer de una moral flexible y elástica y disfrutar de unos días de vacaciones en plena primavera. Que uno de esos días de vacaciones coincida con el día de Sant Jordi, que lo puedas pasar en Catalunya, y que además lo hagas frente al Mediterráneo corona el paréntesis primaveral. En la maleta, llevamos un puñado de canciones, unos cuantos sueños, ganas de descansar, un par de libros y tres películas. Uno de los sueños que me llevé en la maleta, sin saberlo, fue que regalaba el libro a mi novio, abría el paquete y resultaba ser mi primera novela. Y para celebrar la Diada de Sant Jordi, entre todos los comentarios recibidos a este post – en el blog, no en Facebook – hasta el fin e semana, recomendando alguna lectura o compartiendo alguna impresión sobre el 23 de abril, sorteo ante Roko de un ejemplar de La noche del Oráculo de Paul Auster. Feliz semana.


Ahora dale al play y disfruta del directo de los catalanes Manel y su tema Benvolgut.

Hasta el próximo lunes, si la vida lo permite.

2 comentarios:

JP dijo...

Y luego dices que si coges peso.... pues no entiendo por qué, con esos desayunos light que te tomas ;)

Volviendo al tema, recomiendo Dead Until Dark (“Muerto hasta el Anochecer”), libro en el que se basa la serie True Blood y que me hizo reir a carcajadas.

Eso sí, como alma generosa que soy, me quedo fuera de concurso (o era un sorteo?) y cedo mis derechos al resto de participantes.

ea!!

Anónimo dijo...

¿Tu primera novela? ¿Cómo, cuando, dónde? Por Diossss!!!

PD: Que sepas que me ha dado un hambre que no veas tu post ;)

Chavinieto.