lunes, marzo 28, 2011

Valencia contamina

Hola Lunes, el gobierno de Estados Unidos encarga a un profesor de arqueología, obsesionado en conseguir reliquias históricas, la búsqueda del Arca de la Alianza en algún lugar de Sudamérica. Es 1936 y el no tan viejo profesor, se dispone a correr aventuras y desventuras con el objetivo de conseguirla. En ella se encuentran las Tablas de la Ley que recibió Moisés. Debido al poder absoluto que otorgan a quién la posea, según la leyenda, no sólo el profesor se lanza a la búsqueda del Arca, sino también los nazis. Éstos secuestran a Marion, novia del profesor, quien espeta a sus secuestradores: “No puedes hacerme esto, ¡soy Americana!” Lo que sí pueden hacer los americanos, tal como recrimina Toht al profesor, es no ir vestidos para cada ocasión. “Vosotros, los americanos, sois todos iguales”. Indiana Jones protagoniza la película Raiders of the Lost Ark, dirigida por Steven Spielberg en 1981, en la que por cierto se generan muchos residuos.


¿Cuánto contamina el AVE? Según El País, un pasajero en un viaje de Madrid a Sevilla, contamina 13,9 kilos de CO2 frente a los 61 kilos que contaminaría haciendo el mismo trayecto en avión. El (casi) recién inaugurado AVE Madrid-Valencia hace parada en Cuenca Fernando Zóbel, Requena y Utiel. La estación del AVE de Cuenca (55.000 habitantes y 35 licencias de taxi, 5 de las cuales están recién otorgadas) no tiene cafetería (ahorro de cafeína) y sus luces sólo se encienden cuando sale o llega un tren (ahorro energético). Llego a Valencia y no encuentro datos sobre la contaminación que generan las Fallas. Sí encuentro Sesame (tapas exóticas), Deja vu (cocina francesa de mercado), Susanwich, La Diabla, el Café de la Seu (ideal su agua de Valencia), el Café de Las Horas (cafés con alcohol y cócteles), y las discotecas Venial, Deseo 54. A todo esto, yo quería preguntarme cuánto contamina Hollywood al rodar películas de acción. Feliz semana.


Ahora dale al play y disfruta del tema principal de la banda sonora de la película japonesa Love Exposure.

Hasta el próximo lunes, si la vida lo permite.

No hay comentarios: