lunes, febrero 07, 2011

Palabra por Palabra

Hola Lunes, Becky Fuller es una productora ejecutiva de televisión de 28 años recién despedida. Su despertador sonaba todos los días a las dos de la madrugada para trabajar en un programa matinal de una televisión local. Becky ama la televisión, se ha formado para trabajar en ella y quiere seguir trabajando en ella, aunque tiene poca experiencia. En un café en casa de su madre, ésta le dice a su hija: “tener deseos a los 8 años está genial, tenerlos a los 18 es inspirador, y tenerlos a los 28 es descorazonador”. Contra todo pronóstico, consigue un trabajo en el programa matinal de una cadena nacional. Contra todo pronóstico, se enamora de Adam Bennett. Debe luchar contra todos – incluidos los dos presentadores, Coleen Peck y Mike Pomeroy – para mantener el programa, su trabajo y su pareja. O lo que es lo mismo, su vida entera. Becky, Coleen y Mike protagonizan la recomendable comedia romántica Morning Glory, más comedia que romántica.


Uno de los misterios que no podría resolver ni Cuarto Milenio es encontrar el lugar donde se encuentran los coches con los que jugaba cuando era un niño. Nadie recuerda la última vez que fueron vistos, aunque sospecho que están en el trastero. Otra de las actividades a las que dedicaba mi tiempo libre de niño era a jugar a que estaba en la televisión. Presentaba noticias desde la mesa del salón, entrevistaba a un cantante imaginario en el sofá o dirigía un concurso en mi habitación, después de coger las sillas necesarias para los concursantes. También dibujaba platós de televisión vistos desde arriba. En definitiva, jugar a la televisión. El juego se convirtió en vocación. La televisión, por lo mágico que tenía entonces para un niño – desconozco si sigue siendo igual de misterioso para los niños actuales – me hacía creer, desde el coche de mis padres al pasar por el Pirulí, que todo lo que se veía por la pantalla cabía en aquella torre. La vocación se quedó sólo en eso, en vocación.



Hola buenos días, le llamamos de Televisión Española, del concurso Palabra por Palabra. Hemos recibido su correo electrónico para participar como concursante en el programa. ¿Tiene un momento y concretamos los detalles? Afortunadamente, ya no es necesario enviar dos códigos de barras para participar en los concursos de la tele. Ahora, si es una cadena privada, tienes que llamar a un número de teléfono de tarificación especial. Si la cadena es pública, es suficiente con enviar un correo electrónico. Después de coordinar con producción las cuestiones logísticas y con mi pareja de concurso el outfit que íbamos a llevar, nos presentamos en Prado del Rey, dispuestos a llevarnos el apartamento en Torrevieja. Maquillaje, peluquería, prueba de sonido, fotógrafo profesional ya sentados en el estudio, pruebas de cámara. Si quieres saber si finalmente ganamos, sintoniza La 2 el próximo sábado 12 de febrero a las 15:30 horas. Feliz Semana.


Ahora dale al play y disfruta de la voz de Natasha Bedingfield y su tema Strip Me, incluido en la banda sonora de Morning Glory.

Hasta el próximo lunes, si la vida lo permite.

2 comentarios:

JP glory dijo...

Puedo soltar un spoiler? ;)
A ver si me animo y voy a ver Morning Glory, que me has dejado con la miel en los labios

Anabel dijo...

Qué pasa? ¿Desde que sales en la tele ya no escribes en la blogola?