lunes, noviembre 22, 2010

¿Vives en una familia o tu padre vive en otro apartamento?

Göran y Sven se mudan, después de su boda, a un vecindario a las afueras de Estocolmo. En el barrio, al más puro estilo de Wisteria Lane, viven exclusivamente familias heterosexuales con hijos en los que, aparentemente vive la Felicidad. Göran y Sven, inmersos en el proceso de adopción internacional, reciben la noticia: ningún país del mundo permite la adopción de un niño por parte de una pareja gay. “No tenemos ningún problema si es un niño Sueco. O incluso Danés”, comenta Sven ante la funcionaria del Gobierno Sueco. Semanas después, reciben una carta de los Servicios Sociales en los que indica que un niño sueco – Patrick, 1,5 de edad – necesita una familia. Un error tipográfico sobre la edad del niño – 1,5 en lugar de 15, – provoca una serie de movimientos emocionales en el hogar. Uno de ellos, que Göran no está dispuesto a renunciar a formar su propia familia, lo que enfría su relación con Sven. La historia de Göran, Sven y Patrick fue llevada al cine en 2008.


El pasado mes de septiembre realicé un curso del Instituto Cervantes a través de su Plataforma de Formación On Line. Una de las tareas a realizar era visualizar un vídeo en el que dos estudiantes de español conversaban. Venitia y Anne-Fleur, dos jóvenes francesas, son alumnas del Centro Internacional de Estudios Pedagógicos. Durante la interacción entre ambas, hablan sobre sus actividades cotidianas, ocio, familia, etc. Anne-Fleur le pregunta a Venitia: “¿vives en una familia o tu padre vive en otro apartamento?” El diccionario de la RAE ofrece – en su primera acepción – la siguiente definición para el termino familia: “Grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas”. Deduzco, de la pregunta de Anne-Fleur, que no vive con sus padres sino tan sólo con su madre. Deduzco – y lamento también – que a su situación no la considera una familia. No existe un único modelo de familia, al tiempo que los diferentes tipos existentes son, todos, familias.


Nativos Americanos de Alaska lanzan tomates a los Blancos para celebrar Thanksgiving. Es su manera de liberar tanto odio acumulado durante años. Al margen de la tan particular tradición tomatera, todos los americanos – independiente de su religión – celebran cada penúltimo jueves de noviembre una de las tradiciones que más disfruto todos los años. El primer Thanksgiving al que asistí fue hace seis años en Nueva York. Nevaba en Manhattan al tiempo que trinchaba el pavo. Por quinto año consecutivo desde que regresé de Estados Unidos y con cinco días de adelanto, he organizado Thanksgiving en casa. Familias de todo tipo, amigos de distinto origen y desconocidos con diferentes lazos acaban reuniéndose alrededor del pavo, el relleno, el puré de patatas, los boniatos asados, las judías verdes, la salsa de arándanos y la tarta de calabaza. Todos forman una familia que, a modo de Colonos y Nativos, celebran la vida y dan gracias.

Ahora dale al play y disfruta del directo de Harry Connick Jr, a quien acudo todos los años por estas fechas. El tema, "The Way You Look Tonight".

Hasta el próximo lunes.

1 comentario:

JP thankful dijo...

Gracias por el thanksgiving 2010. Todo estupendo, y no me refiero sólo a la comida.
PD: Para mi Harry Connick Jr será siempre el novio de Grace, qué le vamos a hacer. :)