lunes, octubre 18, 2010

En Alemania todo es grande

“Ser heterosexual tampoco te hace feliz.” Así empieza la novela gráfica “El hombre deseado” del escritor y dibujante alemán Ralph König. Dicha novela fue llevada al cine en 1994 siendo la película muy fiel al texto original. Dicha novela cuenta la historia de Axel, un joven que está pasando un mal momento tras romper con su novia. Para superarlo, pasa a formar parte de un grupo de hombres que se reúne para compartir sus problemas. Ahí conoce a Walter, un joven que se enamora de Axel. Walter, en un intento de introducir a Axel en el ambiente, empieza a invitarle a fiestas, a presentarle a amigos que quedan rendidos ante la belleza heterosexual, convirtiéndolo en el hombre deseado. Todo sucede en una pequeña ciudad Alemana que bien podría ser Colonia, ciudad natal del autor de la novela gráfica. El texto, y también la cinta, pone a heterosexuales en situaciones estereotipadas de homosexuales. Y viceversa. Una afirmación que aparece en el texto es “Ser maricón requiere poco”, lo que aplica también a heterosexuales.


Uno de los mayores engaños que nos hacemos a nosotros mismos es “dedicar un día a ir de compras”. Como si el resto de días no fuéramos en shopping mode. Hago lo propio la semana pasada en Frankfurt. OrdnungsSINN, tienda de decoración con cosas chulas. TopSport, tienda de ropa muy chula. Zara, Massimo Dutti y H&M, donde encontrar lo mismo que en España. En Hessen Shop los recuerdos no son kitsch, son de diseño. Esprit, espectacular tienda donde me enamoro de su ropa y me pregunto si la encontraré en las tiendas de Madrid. Manüfactum, tienda de alimentación, utensilios de cocina, y decoración con productos, a partes iguales, extremadamente bonitos y caros. Unibike, tienda y taller de bicicletas donde, además de venderte Diamant, bicis Made in Germany desde hace más de un siglo, te dejan llevarte la bici unos días para que la pruebes antes de comprarla. Aristodogs, donde cumplir con los caprichos de tu perro. Desde el juego – para canes – Monodogpoly hasta un hueso del tamaño de tu perro.


“¿Grande o pequeña?” me preguntan después de pedir una cerveza en un bar en Frankfurt durante mi estancia la semana pasada. Grande, respondí, teniendo en mente una caña al pensar en pequeña. Valga decir que el equivalente de la cerveza grande que te sirven en España equivale a la pequeña que te venden en Alemania. El diccionario de la RAE define capitalismo como el “Régimen económico fundado en el predominio del capital como elemento de producción y creador de riqueza.” Es decir, que para mantener el chiringuito, lo que tenemos que hacer, queramos o no, es seguir comprando. En ese sentido, el Ministro de Economía Alemán – liberal, por cierto – propone, en tiempo de crisis, subidas salariares para incentivar el consumo, lo que provocará el aumento de la producción. Mientras, en España, el presidente de la CEOE y propietario de una compañía aérea y una agencia de viajes recientemente hundidas, propone, para salir de la crisis, “trabajar más y cobrar menos”. ¿Grande o pequeña? Elige siempre grande.
Ahora dale al play y disfruta del directo de la banda alemana The Whitest Boy Alive. El tema, 1517.
Hasta el próximo lunes.

1 comentario:

Rafa G. dijo...

"Como si el resto de días no fuéramos en shopping mode." Brillante observación.