lunes, junio 21, 2010

Sumidero Cultural

Hoy empieza el verano. Al menos oficialmente. Hoy también empieza el tiempo de descuento – la prórroga del curso escolar que acaba – para aquellos que creemos que el año empieza en septiembre. Como cada verano, cojo lápiz y papel y enumero todos los planes que tengo en mente. Una vez arranque la jornada intensiva, y durante las vacaciones, a ocupar el tiempo con las siguientes actividades: leer, deporte, estudiar sueco, montar en bici, leer, terracismo, redecorar la casa, ir a la playa, leer, exposiciones y otras actividades culturales por Madrid. La noche del próximo miércoles 23 de junio celebramos en Cataluña la “Revetlla de San Joan”. Recuerdo, siendo adolescente, el olor a hoguera, a coca dulce, a coca salada, a cava. Utilizamos la “Revetlla”, una de las noches más cortas del año, como catarsis regeneradora de todos los futuribles del otoño, el invierno y la primavera. También como fiesta inaugural del verano.


Último anuncio de RENFE. “¿Qué te pasa, Antonio? Ricardo, tú eres fogonero, y yo soy maquinista. Tu padre era fogonero y el mío maquinista. Y tu abuelo y el mío. Y ahora el hijo dice que quiere ser piloto. Igual tiene razón y esto nuestro no tiene futuro. ¡Ricardo, Ricardo, Ricardo! ¡El nieto, el nieto va a ser maquinista! El tren vuelve a estar en el centro de nuestras vidas.” Uno de los mayores placeres de viajar en AVE es encontrar la revista Paisajes en el asiento. Y una de las agendas culturales más completa entre las publicaciones culturales es la que ofrece la Revista Paisajes denominada Siete Días. Ofrece joyas musicales y literarias difíciles de encontrar en otro tipo de revistas. Por ejemplo, el libro de la periodista Eva Celada “Comer bien en Palencia”. Novedades literarias, discográficas, conciertos, teatros, exposiciones. Eso es Siete Días. Ahora coge lápiz y papel y anota, además de la lectura, todas las cosas que quieres hacer en el verano que hoy comienza.



Dos estados de Facebook leídos en las últimas semanas: “Ros acumula libros y libros que leer y se agobia porque no sabe cuando podrá dedicarles media hora al menos.” “Anabel tiene ganas de vacaciones […] de libros gordos [...]…” Uno de los planes para el verano más repetido entre las personas que conozco – y más imaginado entre las que no conozco – es la lectura de los libros acumulados a lo largo del invierno. Las novedades literarias que se publican durante un año son muchas. La oferta cultural de las ciudades es también muy amplia. Esta semana en la que voy a estar en la playa – y en la que la lectura está entre mis planes – sumiré las manos en la arena. Las levantaré y la arena empezará irremediablemente a caer entre los dedos. La sensación de frustración por no poder atrapar la arena, es la misma que me provoca el torrente de novedades literarias y el vendaval de actividades culturales. Como si de un sumidero cultural se tratara.


Ahora dale el play, inaugura el verano y disfruta de la música de The Triangles. La canción es Applejack, que es también el tema del videoclip Estrella Damm 2010.

Hasta el próximo lunes.

miércoles, junio 16, 2010

Viene y Va

Para Sandra, Ester, Ana, Cristina, Almudena, Inés, Laura, Belén, Manuel, Adrián, Abel, Pedro, Enrique, Ricardo, Daniel, Sergio, Javier, con afecto.

¿A qué hora se come en esta casa? ¿Os habéis traído comida? Yo propongo a las 13:45, que el comedor no estará tan lleno. ¿Qué tal a las 14:15? Habrá que hacer hambre, ¿no? ¿Podremos algún día ponernos de acuerdo en la hora para comer? Ya son y cuarto, ¿bajamos? Bajad ya que tenemos mesa. Hola, ¿qué tal? ¿Qué os habéis traído hoy? Yo una ensalada; yo cocido del domingo; yo unos filetes. ¿Dónde están estas chicas? Ya sabes, bajarán a y media. Tenemos chico nuevo en la oficina. Pues sí, pues sí. Soy José Luis, ¿te he dicho que a media tarde me entra un hambre canina? Toma, coge una chips ahoy. Muchas gracias. Aquí hay un trato. Esta caja la he comprado yo, la compartimos y cuando se acabe, la próxima la compras tú, ¿vale? Trato hecho. ¿Pilateáis hoy? Hoy no puedo, así que te dejo mi hueco. Yo sí, así que no me abandonéis los dos. Yo te acompaño, que hoy sí que lo necesito. Además, hoy tenemos profesor, no profesora. Buenos días padre. ¿Qué? Eso digo yo, ¿qué? Pues que estoy más entallin que entallin, así que nada. Avísame cuando no estés entallao y voy a verte. ¿Ha pasado algo? No, es un cotilleo. Okay. Con dios.


“El Principito se pone la corbata” es el último libro publicado por Borja Vilaseca, periodista de El País. El libro, en palabras del propio autor, “es una fábula aparentemente inocente […] inspirada en El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry […] pone de manifiesto el profundo cambio que pueden experimentar los seres humanos y, por ende, las organizaciones de las que forman parte, cuando toman consciencia de su verdadero potencial, poniéndolo al servicio de una función necesaria, creativa, sostenible y con sentido.” El espacio de El País Semanal del que se encarga Borja Vilaseca es el reportaje de Psicología de los domingos. Uno de los artículos de EPS de Vilaseca fue publicado bajo el título“¿Qué me aporta mi actual trabajo?”. En él hace referencia a los dos filósofos Steven Covey y Fredy Kofman. Afirman que “el verdadero éxito [profesional] implicará tres cosas: "Hacer lo que amamos" […] que nos apasione y nos haga vibrar […] "amar lo que hacemos" […] que depende, sobre todo, de nuestra actitud […] y concebir dicha profesión con "vocación de servicio", siendo muy conscientes de que la auténtica felicidad brota de nuestro interior […]”.


Buenos días compañeros del metal, ¿qué se cuece hoy por aquí? Por aquí todo bien, ¿qué tal el fin de semana en la estepa rusa? ¿Mucho frío? Joder tío, más frío hace en Burgos, pero no he ido a Burgos, este finde he currado en el periódico. No sé si traerme un kettel para hacerme infusiones en la oficina, estoy un poco cansado de traerme el termo todos los días. Pues tráetelo. Creo que sí me lo voy a traer. Por cierto, ¿has visto ese pedazo de taza termo? Sí, ¡pídesela, no la usa! Y por favor, deja de tirarle los trastos al otro. Sr. Ramos, ¿qué tal está usted? Bien gracias, ¿y usted? Perfectamente. Precisamente quería hablar con usted de algunas cuestiones que hay ahí pendientes. Pues le acompaño. Pase usted delante. No, pase usted y así le veo el culito. Hola guapo, ¿qué tal el fin de semana en su tierra? Muy bien, ¿vas a ir también a mi pueblo? Yo no, pero el equipo sí que irá. He visto que les tiras los trastos a otros. No te preocupes, soy un monógamo consecutivo convencido. Ellos son la elegancia personificada. A ti te falta el uniforme de consultor. ¡Qué me gusta un hombre en traje! ¡Qué fuerte me parece todo!


El periodista de El País Borja Vilaseca, en su artículo “¿Qué me aporta mi actual trabajo?” hace referencia a un estudio de la Universidad de Alcalá. Según el estudio, “Más allá de la desigualdad salarial, los empleados españoles también se quejan del mal ambiente laboral, marcado por jefes tóxicos y horarios rígidos, que les impiden disfrutar de su profesión y conciliar su vida personal, familiar y laboral.” Me pregunto cuáles son las claves para formar un buen equipo de trabajo. ¿Cuál es el secreto para cocinar un buen ambiente en una oficina, en un equipo de personas que trabajan juntas? La respuesta, la calidad de los ingredientes. En primer lugar, seres humanos de primera calidad. Añadimos el respeto por sus semejantes y el sentido de la responsabilidad a partes iguales. Removemos bien, añadimos una pizca de amor, otra de buena voluntad. El plato debe servirse recién hecho y las cantidades a elegir, en función de los comensales. Me sorprende la sorpresa que provoca el empeño en cuidar las relaciones de las personas con las que trabajas. ¿Cuántas horas al día pasas con tu compañero de trabajo? ¿Y con tu pareja?


Buenos días chicos. Buenos días José Luis, ¿qué tal? Vamos a por un café, ¿te vienes? Dejadme encender el ordenador y voy para allá. ¿Qué tal el fin de semana? Bien, he salido, he trabajado, he descansado. ¿Qué tal el vuestro? Bien, como siempre, pero cuéntanos tú, que no nos cuentas nada. ¿Otra vez te llaman de RRHH? Sí, hijo, sí. A ver que se cuece. Yo estoy fatal de la alergia, me estoy quedando sin pañuelos de papel. ¿Es eso una persona sonándose? Hola, ¿qué tal? Tenemos otra tarea a realizar. Es la cuestión de las fotos, que hay que ordenarlas y colgarlas en álbumes públicos. Vale, explícamelo y me pongo cuando tenga un hueco pero muchas cosas pides tú. Bueno, si tú no puedes se lo puedo pedir a él… No, la cuestión está en que a ver si en lugar de tanto pedir nos invitas un día a un café. ¿Me has traído la mercancía de hoy? Sí, ¿cómo te la hago llegar? ¿Te subo un pen? Vale. A ver si te paso el enlace para que descargues tú mismo los episodios de Cougar Town. ¡Que dice la Courtney Cox que está mayor! ¡Ya quisiera yo llegar así a su edad! Yo no digo nada, que luego todo se sabe, pero ese huevo quiere sal. ¡Verídico!


Cantan Fito y los Fitipaldis “Un día la suerte entró por mi ventana / Vino una noche se fue una mañana / Quizás solamente me vino a enseñar / Que Viene y Va…” La suerte, en mi caso, entró un día de otoño que, al mirar a través de las ventanas del autobús, parecía puro invierno. Un día en el que el autobús me dejó al otro lado de la Castellana. Un día frío y gris en el exterior, inversamente proporcional al calor y al color de las personas que trabajan en el interior. La segunda acepción de la palabra “placer” que ofrece el diccionario de la RAE es la siguiente: “Satisfacción, sensación agradable producida por la realización o suscepción de algo que gusta o complace.” Ha sido un auténtico placer compartir con todos y cada uno de vosotros, todos y cada uno de los momentos vividos durante el último año y siete meses. Después de tantas experiencias compartidas, un par de cosas. La primera, muchas gracias por todas ellas. La segunda, que aún formando parte ya del pasado, mi formación en Historia me ayuda a entender que el pasado no está nunca detrás, está dentro. Dentro de mí y dentro de ti. Viene y Va.


Ahora dale al play y disfruta, hasta el final del vídeo, del directo de Fito & Fitipaldis. El tema, Viene y Va.

Hasta el próximo lunes.

lunes, junio 14, 2010

Perder la cabeza


Realidad. “Más de 150 desafíos mentales que te harán perder la cabeza y pasarlo en grande” sentencia el anuncio del Profesor Layton y la Caja de Pandora para Nintendo DS protagonizado por la actriz Amparo Baró, el director Fernando Colomo y el compañero de curso de radio Alejandro Casas. El diccionario de la RAE define la expresión “perder la cabeza” como “faltar u ofuscarse la razón o el juicio por algún accidente.” Existen muchas formas de perder la cabeza. Puedes perderla físicamente – que se separe de tu cuerpo, tal como le sucedió a Ana Bolena. Puedes perder la cabeza y la memoria y no acordarte de qué hiciste ayer. Puedes perder la cabeza por un chico, una chica o ambos y ofuscarte. En estos casos, perder la cabeza implica también perder el juicio. Enrique Bunbury, Andrés Calamaro y José Luis Rodríguez “El Puma” han cantado a perder la cabeza por amor. Recuerdo las ocasiones en las que he perdido la cabeza por amor. ¿Las recuerdas tú?



Ficción. Mi nombre es Mario y he conocido a un chulazo. Fue ayer, en la boda de mi amiga Carol. Ahora duerme, junto a mí, mientras yo escribo estas líneas. Hay gente que guarda cajas debajo de la cama. Otros guardan la alfombra. Hay gente que no tiene nada debajo de la cama. Yo guardo un mini portátil para aprovechar las noches de insomnio. Levanto la sábana y repaso visualmente el cuerpazo que tiene John. Qué bien queda mi cama con este chulazo encima, pienso. En las bodas al aire libre, ceremonia civil incluida, es más difícil cuchichear. Nadie espera que hables en voz baja en un espacio abierto, por lo que todos sospechan de quien lo hace. Esperé al momento canapé, también al aire libre, para acercarme sin tapujos a John, el primo de la novia. John, profesor de Universidad, fue capitán del equipo de baloncesto del instituto y la universidad. Carol me advirtió: “Perderás la cabeza en cuanto le veas.” Perderla por amor quizá sí, pero ¿por un cuerpazo?



Realidad. Uno de los ejercicios básicos para ejercitar la cabeza y la memoria es, justo antes de dormir y una vez metido en la cama, repasar mentalmente todo aquello que has hecho durante el día. “Hoy he desayunado sólo un té; eran las 8 de la mañana cuando salía de casa; me ha llamado mi hermana a la oficina; he comido pasta con mi jefa; a media tarde me ha escrito un mensaje Pedro, el chico que conocí el fin de semana; he paseado a Roko con María José; he cenado cereales; he visto un episodio de Las Chicas de Oro; me he metido en la cama a las once.” Ya lo dice Amparó Baró en uno de los anuncios de la Nintendo: “Es que hay que pensar, que luego todo sale.” Repasaré mentalmente cómo conocí a Pedro. A punto de acabar el primer gin tonic en Maluca – uno de los mejores gin tonic de Madrid – me lanzo a hablar con el rubio. “Es que hay que pensar” pensé cuando recordé que el tío con el que me estaba acostando, ya me había acostado previamente con él.


Ahora dale al play y disfruta de la voz de Benjamin Biolay. El tema, Rendez vous qui sait, incluido en el álbum Trash yéyé.

Hasta el próximo lunes.

lunes, junio 07, 2010

Fotografía tu Ciudad

"Viajar es imprescindible y la sed de viaje, un síntoma neto de inteligencia." Vuelvo a leer la cita de Enrique Jardiel Poncela y las anotaciones que he realizado durante los viajes por España. No todas han tenido cabida en las reseñas dedicadas a cada una de las provincias visitadas. Las que hoy reúno comparten el análisis sociológico y antropológico de urgencia que generaron los paseos por la calles de las ciudades recorridas. O dicho de otra manera, la foto fija de cada ciudad. En la calle José Cruz Conde de Córdoba, pregunto a un bético por una librería y acudo a la tienda que me indica. Librería Recreo resulta ser una papelería donde comprar cuadernos, lápices y carpetas. Me entristece descubrir que la librería de El Corte Inglés en Córdoba no se encuentra en el edificio principal. Comparte el edificio de Oportunidades. Con dificultad hallo Librería Luque.


“El moderno café no es sino un oasis contracorriente de esta Sevilla monárquica y católica.” La cita es de Marisabel, quien me acompaña en el Café La República de La Alameda de Hércules. Entre el té rojo y la tarta de grosella, comentamos cuánto sorprende, subido en uno de los autobuses de Sevilla, escuchar “Próxima parada, Puerta Osario” con acento vallisoletano. También sorprenden las voces de los presentadores de los informativos de Canal Sur, también con acento castellano, frente a las voces de los presentadores del resto de programas del mismo canal, con acento andaluz. ¿Cuántos habitantes tiene Sevilla? Rondará los setecientos mil. ¿Cuántos taxis hay en Sevilla? Dos mil y pico, demasiados para tan poco trabajo. ¿Conoce bares de ambiente en Sevilla? Picha, todos los bares de Sevilla tienen mucho ambiente. ¡Menudo ambientazo!



Llego a la estación del AVE de Córdoba al mismo tiempo que la madre e hija con la coincidiría después en el tren a Madrid. Son numerosas las tiendas de ropa infantil que encuentro en Bética. La estación del AVE de Córdoba alberga un quiosco de prensa y libros, de seis metros cuadrados. En la misma estación, una tienda de ropa infantil Mayoral que quintuplica la superficie del quiosco. La conversación ad infinitum entre la madre e hija es: “Niña, que te abrigues”. “Déjame el móvil mamá”. Recuerdo la verborrea del joven taxista cordobés, quien finiquitaba cada conversación con su “es que aquí nos enrollamos mucho.” De Córdoba a Sevilla y del pasado al presente. El amigo Dani Llamas presenta en España su primer disco en solitario "Speaking thru the others", después de hacerlo en México y Francia. Será el próximo jueves 10 de junio a las 20:30 horas en la sala Malandar de Sevilla.


Ahora dale al play y disfruta del directo de Dani Llamas en una de las The Roof Sessions. El tema, Kiss me when I'm dead.

Hasta el próximo lunes.