lunes, mayo 31, 2010

La clave es Toledo

Al igual que la mayoría de los hijos, Felipe II contradice a su padre y en julio de 1561, traslada la capitalidad de la ciudad de Toledo a la villa de Madrid. Las dos preguntas de guión. ¿Cuántos habitantes tiene Toledo? Algo más de ochenta mil. ¿Cuántos taxis dispone la ciudad? Setenta y uno. El recién inaugurado carril VAP – Vehículos de Acceso Preferente – comenta sorprendido el taxista, ha tenido que ser cerrado al tráfico debido a la cantidad de visitantes que tiene en el día de hoy Toledo. Nos subimos al bus turístico en Zocodover. Miradero, Puerta Bisagra, Puente Azarquiel, Estación de Tren, Mirador El Valle, Los Cigarrales y Puente San Martín. Cola en la Oficina de Turismo del Ayuntamiento. Cola en la Iglesia de Santo Tomé para ver El Entierro del Señor de Orgaz de El Greco. Va a tener razón el taxista, mucha gente en Toledo. Cuando era un niño, contradecía mentalmente a mi padre, pensando que el coche que quería comprarse, un SEAT Toledo, no molaba.


“La clave es Toledo, Ohio.” Aún recuerdo la seriedad del amigo José Luis al afirmar que, tanto en las Elecciones Primarias del Partido Demócrata de Estados Unidos como en las Elecciones Presidenciales, la clave para que ganara Obama en ambos comicios. Y lo fue, la clave fue Toledo, la ciudad del Estado de Ohio, en Estados Unidos. Que existan, al menos, dos ciudades en el mundo con el nombre de Toledo ayuda a creer en la teoría sobre la existencia de, al menos, un doble tuyo en otra parte del planeta. Los vecinos de Toledo, España, pensarán que es la doble de Gwyneth Paltrow la que se encuentran por sus calles. En realidad, es ella misma, quien estudió español en Talavera de la Reina cuando era una adolescente y quien ha comprado una casa en Toledo, España. Toledo, España, fue capital de la España de Carlos I. Que Toledo, España, sea el verdadero centro geográfico de la península determinó a que Carlos I afirmara “La clave es Toledo”.



Visita al Convento de Santa Clara de Toledo. Objetivo, comprar dulces. Misión imposible. Nos decantamos por comprar Turutos en un puesto callejero. Las Yemas de Santa Clara las compramos en Casa Cuartero. Comida en “Tnte n Pie. Food & Drink”: chupito de salmorejo con pan tostado, tajada de bacalao, tacos de bonito con cebolla caramelizada, delicias de chipirones. Té de las 5 y merienda en Cúrcuma. Para la copa nocturna en Toledo, Picarocafeteatro. Siempre me ha encantado la expresión “prensa local”. Me acerco a un quiosco y dudo entre “La Tribuna de Toledo” y “El Día de Toledo”. La quiosquera, ante mi indecisión, me pregunta. “¿Qué lees, El País o El Mundo?” El País, contesto. Llévate La Tribuna, sentencia la quiosquera. La muy recomendable publicación de la Junta “Paseos con Denominación de Origen en Castilla-la Mancha”, el libro a llevarse de cualquier visita a cualquier capital manchega.

Ahora dale al play y disfruta de lo mejor de Eurovisión 2010. En directo y fuera de concurso, ciudadanos de los 39 países participantes bailando la misma coreografía al mismo tiempo. El tema, Glow. El grupo, Madcon.

Hasta el próximo lunes.

lunes, mayo 24, 2010

20.000

París, primavera de 1869. Julio Verne publica “20.000 leguas de viaje submarino” en la revista Magasin d’Education et de Récréation. El oceanógrafo Aronnax, su ayudante Conseil, el arponero Ned y el capitán Nemo, protagonizan a bordo del Nautilus, una travesía alrededor del mundo. Los Argonautas, afirma Aronnax, aseguran la felicidad a quienes se encuentran con ellos. Madrid, primavera de 2010. Me invita el amigo Javier a disfrutar del único pase en Madrid de Berto Romero, su grupo El Cansancio y su espectáculo Apoteosis Necia. En la cena previa en Cornucopia, surge la eterna cuestión sobre lo difícil que es dar el paso e intentar dedicarse a lo que realmente uno quiere hacer, que es escribir.



California, septiembre de 2005. Recibo un correo electrónico de Charo animándome a convertir en un blog mis largos correos electrónicos sobre mi vida en Estados Unidos. Dicho y hecho. Las Crónicas Californianas me ayudaron a recuperar el hábito de la escritura y a mantener en contacto con los amigos overseas. La Blogola nació como sección de Crónicas Californianas, independizándose en enero de 2006. Desde entonces, ha sufrido cambios, ha pasado de ser – con la colaboración de amigos - un compendio de secciones a ser un blog con más o menos entidad propia; también ha estado callada durante algún tiempo. Aún hoy, La Blogola no sabe qué tipo de blog quiere ser de mayor.



“Simplemente eres el mejor […] mejor que ninguno otro, ninguno que yo haya conocido, estoy atrapado en tu corazón…” La canción “The Best”, escrita por Mike Chapman y Holly Knight en 1988, fue incluida en el disco Hide Your Heart de Bonnie Tyler. Fue Tina Turner quien un año después convirtiera la canción en un verdadero éxito, asociado siempre a la voz de la cantante nacida hace 71 años en Tennessee bajo el nombre de Anna Mae Bullock. Cada uno de vosotros sois argonautas que, acudiendo a este encuentro semanal, aseguráis felicidad. Cada uno de vosotros sois simplemente “The Best”. Uno de vosotros fue, la semana pasada, el lector número 20.000 de La Blogola.


Dale al play y disfruta de la voz y la interpretación de Tina Turner en el concierto de Ámsterdam de la Wildest Dream Tour de 1996. El tema, “The Best”.

Hasta el próximo lunes.

lunes, mayo 17, 2010

Valencia, ¿Fallas o trabajas?

Llego a Valencia, por motivos laborales, tras cuatro horas en tren. Sorprende el tiempo que se necesita para llegar a la playa más cercana de Madrid, que en realidad está a 355 kilómetros. La calidad de los nuevos vasos de papel de las cafeterías de los trenes de RENFE tiene dos consecuencias. La primera, que las bebidas sepan a cartón y no a la bebida. La segunda, que los vasos literalmente se abran en caso de contener bebidas calientes (té o café), cayendo ésta sobre mis pantalones. Por otro lado, la genial y ruidosa Estación del Norte de Valencia me adelanta las experiencias que estoy a punto de vivir en la semana previa a las Fallas. Reservo para el regreso la visita a una de las tiendas de la estación, Natura, donde compro una manta para el viaje de vuelta a Madrid. ¿Cuántos habitantes tiene Valencia? – pregunto a uno de los taxistas. Algo más de ochocientos mil. ¿Y cuántos taxis tiene? Casi tres mil, muchos creo yo – sentencia el conductor, aunque sólo tres ofrecemos conexión wifi a nuestros clientes.


Me sorprende positivamente llegar a una cafetería-panadería de barrio – en Cataluña las llamamos Granjas – y encontrar diferentes tipos de té en la carta. Pido un té rojo y una coca de piñones. Me enamoro del Metro de Valencia. En general, me fascinan los metros, trenes y tranvías de ciudades pequeñas, aunque para ir al Restaurante Genuina tuviera que ir en coche.Esgarradet con aceite de oliva de la Sierra de Espadán y Arròs melòs de Senyoret amb rotjos. Regreso al centro. Me recomienda José Luis pasear por el Carmen para disfrutar de los Palacetes, al tiempo que ayudarle a elegir uno para comprar. Entro en la Librería Ubic, donde compro el libro de este viaje, “La melancólica muerte de Chico Ostra” de Tim Burton. Mi primera mascletá, chispas. Flash Flash Valencia, junto a la Plaza del Ayuntamiento. Tercera Tortillería en abrir en España – la primera en Barcelona, la segunda en Madrid. Degusto Ensalada de Garbanzos al Curry, Tortilla a la Forastera yla Mejor Tarta de Queso del mundo.


El objetivo es, después de un intenso día de trabajo, despejarme y cenar en Mattilda. La recomendación de Ana se encuentra en la Calle Roteros. Está cerrado por fiesta privada, me indican. Tenéis que recomendarme algún sitio.¿Qué tipo de comida buscas? Diferente. Vente conmigo. Me acompañan hasta la puerta de la Santa Companya, también en la Calle Roteros.Tártar de atún con mango, lima y semillas de amapola, Porchetta de cerdo con aceite de salvia. Siempre me han encantado los locales en esquinazo, y La Santa Companya lo es. Descubro la D.O. Valencia en dos tintos excelentes: Casa L’Àngel y Bon Homme. El también excelente servicio me convence de cenar en la barra, solo. Después de la segunda copa se sienta a mi lado un treintañero con el que empiezo a compartir conversación y más vino valenciano. Vivan las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, pienso. Especialmente el cuerpo de fuerza y seguridad del treintañero que me escoltó hasta la habitación del Hotel Center Valencia, confirmo.

Ahora dale al play y disfruta de, a elegir, entre las siguientes opciones: las tetas y las piernas de Mariah Carey o de los ojazos del actor Michael Ealy, en el tema Get Your Number que versiona Jermaine Dupri.

Hasta el próximo lunes.

lunes, mayo 10, 2010

La Vera Cacereña

Tres en el coche dirección Extremadura: quién escribe estas líneas, el chofer y Ray Charles. Suena “Hit the Road Jack” en la radio. Road Movie y Extremadura sí son términos compatibles. La mejor manera de llegar y recorrer La Vera Cacereña es, sin duda, el coche. Carlos I de España y V de Alemania, a falta de un mejor medio de transporte, llegó a La Vera en un Arcón Imperial, llevado a hombros por sus hombres. Tras la ingente labor, al llegar a La Vera, el Rey concedió a sus hombres todo aquello que desearan. Ellos contestaron, majestad, tan sólo queremos vino. El Rey que recorrió medio mundo y se llevó por delante el otro medio afirmó: "Hablo en italiano con los embajadores; en francés con las mujeres; en alemán con los soldados; en inglés con los caballos y en español con Dios." El paisanaje de La Vera Cacereñano incluye, desgraciadamente, ni italianos, ni franceses, ni alemanes ni ingleses. El Hotel Spa Don Juan de Austria en Jarandilla de la Vera ofrece, a elegir, desayuno italiano, francés, alemán, inglés o cachuelas. Es decir, desayuno extremeño.


Recorro, por motivos laborales, Cuacos de Yuste, Jarandilla, Aldeanueva de la Vera, Jaraiz dela Vera y Pasarón de la Vera. Parada gastronómica en Cuacos de Yuste en el Restaurante Hotel Abadía. 7 escalones para llegar al bar. Dos escalones más para llegar al restaurante. Un escalón más para llegar a los tres servicios, etiquetados de la siguiente manera: hombres, mujeres, minusválidos. Base de Operaciones en Jarandilla. Comida en el Parador: bacalao con tomate y croquetas de ave de corral. Merienda en Cafetería Nuestra Señora del Sopetrán en Jarandilla. Un té y un suizo, por favor. ¿Me puede dar el ticket? ¿Para qué quiere un ticket? Cena en el Restaurante Puta Parió de Jarandilla, donde la calidad de la comida y el servicio es inversamente proporcional a la fama que tiene. La gastronomía verata se encuentra también en la tienda La Artesa, donde compro queso de cabra verata y pimentón de La Vera. Llegamosal Restaurante Chiquete en Aldeanueva de la Vera. Me encantan los restaurantes donde, al preguntar, responden: lo que tenemos hoy es paella.



Horario de la Oficina de Turismo de la Estación de Autobuses en Jaraiz de la Vera: de 9 a 14 horas y de 16 a 18 horas. Llego a las 17:59 y me la encuentro cerrada. Pregunto a un empleado de la Estación de Autobuses, quien me responde: “es que cierra a las seis.” No te preocupes, eres un hombre con recursos, me anima el chofer. Las vistas que ofrece La Vera son una Garganta tras otra en plena época de lluvias. El recorrido cultural por La Vera Cacereña incluye el Museo de Arte Contemporáneo Peccharroman en Pasarón de la Vera y el Real Monasterio de San Jerónimo de Yuste. “Deseo retirarme entre vosotros [los monjes] a acabar la vida”, Carlos I dixit. Fue precisamente en el Monasterio donde compré el libro del viaje: Travellers in Spain de David Mitchell. Última cena en un dinner en plena Vera – Sports Café – donde confirmo, ante la sorpresa de mi chofer, que mi gaydar – radar gay – funciona perfectamente. Acaba mi periplo por La Vera y recuerdo las palabras de Ortega y Gasset “el que olvida el pasado está condenado a vivirlo”.

Ahora dale al play y disfruta del regalo que transeúntes y vecinos de la Plaza Vázquez de Mella recibieron, en forma de video musical, el pasado sábado. La música la puso Lady Gaga.

Hasta el próximo lunes.