lunes, enero 25, 2010

Hay madres y madres

Los caminos de las perversiones son inescrutables. Por ejemplo, de las perversiones que tenemos los humanos a la hora de elegir una película un domingo por la tarde entre la oferta de los diferentes canales de televisión. Dos fueron los alicientes que encontré para ver, una vez más, “Un canguro superduro”. El primero, saber que no encontraría pausas publicitarias en la televisión pública. El segundo, recordar la anécdota que Gabe me contó sobre el protagonista. A Vin Diesel se le conoce en los rodajes como hunk hunter por dormir cada noche con un chico diferente de los que forman el staff. La película en cuestión cuenta la historia de un soldado americano que se hace cargo, cual Julie Andrews en Sonrisas y Lágrimas, de un grupo de hermanos cuyo padre acaba de morir y cuya madre tiene que abandonar la ciudad por cuestiones de seguridad. La madre Vin Diesel se hace con el control de la situación con las tres claves para criar a tus hijos. Las claves son, en orden de prioridad, disciplina, ejercicio y amor.


Acudo al Tetro María Guerrero para revisitar uno de los clásicos. Bodas de Sangre de Federico García Lorca. “La navaja, la navaja… Malditas sean todas y el bribón que las inventó […] Y las escopetas y las pistolas y el cuchillo más pequeño, y hasta las azadas y los bieldos de la era.” Otro de los clásicos españoles, Pedro Almodóvar, vistió a Marisa Paredes como la madre que dibuja Lorca en Bodas de Sangre. “…es tan terrible ver la sangre de una derramada por el suelo. Una fuente que corre un minuto y a nosotros nos ha costado años. Cuando yo llegué a ver a mi hijo, estaba tumbado en mitad de la calle. Me mojé las manos de sangre y me las lamí con la lengua. Porque era mía. Tú no sabes lo que es eso […] Todo lo que puede cortar el cuerpo de un hombre […] y ese hombre no vuelve. O si vuelve es para ponerle una palma encima o un plato de sal gorda para que no se hinche. No sé cómo te atreves a llevar una navaja en tu cuerpo, ni cómo yo dejo a la serpiente dentro del arcón.”

Una de las escenas de “Todo sobre mi madre” sirvió en Thanksgiving para ilustrar el concepto de choque cultural sobre el doblaje de las películas. Ver fuera de España “Todo sobre mi madre” en versión original con subtítulos es muy edificante. Sobre todo cuando llega la escena en la que Esteban (Eloy Azorín) y su madre Manuela (Cecilia Roth) ven en la televisión de su salón el clásico de Hollywood “Todo sobre Eva” doblado en español. En Thanksgiving fue mi madre quien trinchó el pavo. Otra de las charlas que transcurrieron entre filetes de pavo y salsa de arándanos fue con Chus, también madre, José Luis y Ana. Hay madres y madres, sostiene José Luis. Todas van a la misma escuela de madres, afirmo. No seáis tan malvados, defiende Chus. Madre sólo hay una, afirma la mía. El diccionario de la RAE ofrece hasta 14 acepciones diferentes para el término madre. Ya sea en forma de Vin chulazo Diesel o de Julie musical Andrews, afortunadamente no todas la madres son iguales. Hay madres y madres.

Ahora dale al play y disfruta del espectacular regalo en forma de musical que recibieron los pasajeros de la estación central de Antwerp en Bélgica. El tema “Do, re, mi” del musical The Sound of Music.

Hasta el próximo lunes.

3 comentarios:

nymm dijo...

Este me ha encantado/enganchado/entretenido. Es como un 3 en 1. Y además has encontrado la excusa perfecta para meter una foto de Vin.

Anónimo dijo...

Magnífica entrada, como casi siempre. Creo que en España "All About Eve" se tituló "Eva al desnudo".

Rafa G. dijo...

Tío, ese video es alucinante.