lunes, diciembre 27, 2010

En el camino

Amar y Luna forman una pareja heterosexual urbana de treinta y pocos. Viven en un ático de Sarajevo. Él trabaja en el Aeropuerto. Ella trabaja como tripulante de cabina de pasajeros de una compañía croata. Tanto a Amar como a Luna les gusta la noche, el alcohol y quieren tener un hijo biológico. Para conseguir tenerlo, el médico le prohíbe a Amar el alcohol y el tabaco. Amar no sólo no deja de fumar ni de beber sino que es despedido de su trabajo por al alcohol. Amar y Luna – más ella que él – se esfuerzan en superar los contratiempos encontrados en el camino para poder recomponer su relación. Amar se cruza con una estricta comunidad musulmana. O la comunidad se cruza con él. Como consecuencia, deja el alcohol y el tabaco, al tiempo que tambalea su relación con Luna, ahora embarazada de Amar. La historia de la pareja protagonizan la película “En el camino”, dirigida por Jasmila Žbanić, presentada en el Festival de Berlín de 2010.



“Thinking about the idea of driving next year all Route 66 through.” (Pensando sobre la idea de hacer al volante toda la Ruta 66 el próximo año). Con ese estado de ánimo me levanté el pasado cuatro de octubre. Y lo compartí en Facebook. Y Álvaro, Chris, José Manuel, Lourdes, Marisabel, Eva, Laura, Juan Pablo, Minna, Gabriel, Ester y Verónica les pareció una buena idea y dijeron “¡Me apunto”. La Ruta 66 no es tan sólo los 3.620 kilómetros que separan Chicago de Los Angeles: atraviesa ocho estados, pueblos fantasmas, pasa por Bagdad Café, bordea el Grand Canyon. Pese a la soledad de muchos de los kilómetros de la Ruta 66, está llena de historias y de Historia. El Máster de Estudios Norteamericanos que estoy realizando es una excelente motivación para planificar la Ruta 66 para el próximo verano. Claro, que yo solo ni puedo ni me apetece hacerla. A ver si entre los lanzados de octubre o los que lean estas líneas, hay alguien que de verdad se anima.


“Nadie dijo que fuera fácil compaginar días de intensa actividad laboral con el aumento de tareas cotidianas típico de estas fechas. Aguante, que la recompensa está más cerca de lo que imagina. Por eso es importante que nada se interponga en su camino final hacia metas más ambiciosas”. Predicción de Horóscopo para los que somos Leo. Acaba un año, empieza otro y las páginas de las revistas dedicadas al horóscopo para el 2011 acaban siendo las más manoseadas. Al margen de las predicciones más o menos acertadas de los horóscopos, al igual que a la pareja protagonista de “En el camino”, recorreré los kilómetros del año 2011 lo mejor que sepa, sortearé las piedras que me encuentre en el camino, me enfrentaré a los problemas, trabajaré duro para conseguir algunas cosas, renunciaré a otras para alcanzar mis objetivos, afrontaré lo que venga, y me enfrentaré a mí mismo. Todo eso lo haré solo. Lo que no me gustaría recorrer solo son los kilómetros de la Ruta 66.

[Nota: No voy a explicar cómo ha pasado, pero he perdido todos los números de teléfono de la agenda del móvil. Si quieres que vuelva a tener tu número, por favor, envíamelo vía un correo electrónico.]

Ahora dale al play y disfruta de una de las más divertidas Marcha Radetzky del Concierto de Año Nuevo. Fue la dirigida en 2009 por Daniel Barenboim.




Feliz 2011 y hasta el próximo lunes.

lunes, diciembre 20, 2010

Presentismo Laboral

David se enamora de Natalie, un miembro de su equipo, segundos después de incorporarse a su nuevo puesto. Jamie es un escritor que escapa desde Londres, ciudad en la que vive, al sur de Francia con el objetivo de recuperarse de una ruptura sentimental, y lo consigue enamorándose de una mujer. Karen y Harry están casados y, aparentemente, son una pareja feliz. Daniel sigue enamorado de su mujer, quien acaba de fallecer. Su hijo Sam cree estar enamorado de la chica más ‘in’ de su colegio. Sarah es una ejecutiva agresiva que lleva tiempo enamorada de un compañero de trabajo. Juliet se casa con el hombre del que está enamorada al tiempo que el mejor amigo de su marido está enamorado de ella. Billy Mack es un cantante de rock desmemoriado que pone música a la vida de las muy distintas ocho parejas que protagonizan una de las comedias realistas londinenses que visito todos los años por esta época y que, año tras año, me gusta más: Love Actually.


Herramientas tecnológicas del trabajo. Dos ordenadores, un portátil y uno de sobremesa: un usuario y una contraseña diferente para cada uno. El sistema te obliga a cambiarla periódicamente y no te permite utilizar contraseñas anteriores. Tres cuentas de correo electrónico de trabajo: un usuario y dos contraseñas diferentes para cada una. Una para acceder via Outlook o Lotus y otra para acceder via Web. Ambas no pueden ser las mismas y se deben cambiar periódicamente. Tampoco pueden repetirse con ninguna contraseña utilizada anteriormente. Más herramientas, de las que no me permiten cambiar ni usuario ni contraseña. Red Social Corporativa: un usuario y una contraseña. La VPN: un usuario y una contraseña. Plataforma de formación on line de la empresa: un usuario y una contraseña. Conexión de Internet 3G del portátil del trabajo: una contraseña. Blackberry del trabajo: una contraseña. Teléfono móvil backup del trabajo: una contraseña. Y mi móvil personal.



Algunas de las historias de amor y sexo de Love Actually - ¿he dicho que es una de las comedias realistas británicas que cada año me gusta más? - ocurren entre compañeros de trabajo, empezando en despachos u oficinas. A lo largo de las largas jornadas de trabajo que cada uno pasamos en nuestras oficinas llevamos a cabo múltiples tareas laborales o relacionadas con nuestro puesto, además de trabajar. A saber: cambiar las contraseñas de acceso a aplicaciones; entablar relaciones sociales con las personas con las que pasamos más tiempo que con nuestra familia; intercambiar palabras o expresiones con nuestros compañeros de trabajo que sólo tienen sentido con ellos. En países como España – aunque no sólo, en los que el problema del presentismo laboral es mayor que el absentismo, también está la tarea de ligar con algún con algún jefe o subordinado. Tal como arranca Love Actually, el amor, en realidad, está en todas partes.


Ahora dale al play y disfruta de la voz en directo de Dido y su tema “Here With Me”, incluido en la banda sonora de Love Actually.

Feliz Navidad y hasta el próximo lunes.

lunes, diciembre 13, 2010

Samy

De entre todos los perros que he conocido a lo largo de mis trece años de vida, he sido la única perra pastor catalán que ha comido jamón de bellota. Estos caprichos no te los puedes permitir en casa de los humanos con los que convives todos los días – la comida está siempre a buen recaudo – sino en casa de los que te cuidan algunos fines de semana. Fue en casa de los padrinets donde, después del jamón, me quité el salado de la boca con una caja de bombones. Sí, lo reconozco, comer ha sido una de mis debilidades. Llegada la hora, los humanos se sentaban alrededor de la mesa. Entonces yo, comensal por comensal, me sentaba al lado y acariciaba el regazo con una de las patas delanteras. Oía “No, Samy”, y me dirigía al siguiente comensal. Y así hasta conseguir que alguno de los humanos me diera a probar algo de lo que estaba encima de la mesa. Lo sé, he sido una cabezota con la comida, pero siempre he pedido las cosas muy educadamente.


No sólo de comer viven los perros, también nos gustan las aventuras. De mi vida de perra callejera, no voy a desvelar ninguna de mis aventuras. Además de perra, también he sido toda una señora. Desde que dejé la calle, me he bañado en el Mediterráneo; he correteado por ciudades y pueblos; he conocido el Pirineo de Huesca, el de Girona y el de Lleida; he chapoteado en charcos y lagos; he adorado el agua. Al Mediterráneo iba con mi primo Roko, un ‘Madrileño por el mundo’ con patas muy largas que siempre quería olerme el culo. También iba con Pitufo, mi primo catalán, un pequeño gruñón marrón de patas cortas. Con ambos he callejeado por ciudades grandes y pequeñas. En el Pirineo de Girona me encontraba, año tras año, a mis amigas Betty y Muxu. Lo sé, he sido una perra viajera, pero todos esos kilómetros no los hice sola, me acompañaban humanos: Joan, Anabel, Jordi, Mekdes, Conxita, Joan Carles, Isabel, José Luis, Pilar, Josep Maria, Mari Carmen.



Y hablando de humanos, siempre me fascinó la perspectiva que tienen ante la vida. Los humanos se pasan la vida queriendo ser otra cosa, mientras nosotros los perros sabemos desde que nacemos que somos perros. ¡Y estamos encantados de serlo! El problema está en que los humanos sólo pueden tener una perspectiva ante la vida, la humana. La perspectiva que tenemos los perros es mucho más rica. Mi vida perruna ha sido la mejor prueba de lo que decía la abuela de Anabel – y repetía ella casi cada día: “En una vida hay muchas vidas”. Anabel me ayudó a que contara todas mis vidas en un blog. También me ayudó a relacionarme por igual con niños y con libros – es lo que tiene haber vivido con una bibliotecaria madre de familia. También me ha ayudado a morir, que también es parte de la vida. En una ocasión leí un verso de Lorca en un libro que Anabel dejó abierto: “Como no me he preocupado de nacer, no me preocupo de morir”.


Llegué a la vida en el otoño de 1997 y, como dicen los americanos, “me pusieron a dormir” el pasado sábado 11 de diciembre de 2010.

Ahora dale al play y escucha la música de Michel Camilo. El tema, “And Sammy walked in”.

Hasta el próximo lunes.

lunes, noviembre 29, 2010

A veces oigo voces

Pepa e Iván son actores. También son pareja, aunque Iván rompe con Pepa para marcharse de viaje con otra mujer. Iván le deja a Pepa un mensaje en el contestador pidiéndole que meta todas sus cosas en una maleta. Pepa le deja otro mensaje porque necesita contarle algo muy importante antes de que se vaya. Pepa pone en alquiler el ático en el que vivía con Iván. Por la enorme terraza del piso empiezan a desfilar una serie de personajes: Lucía, la ex mujer de Iván; Carlos, el hijo de Lucía e Iván; Marisa, la novia de Carlos; Candela, la amiga de Pepa. Las historias del resto de personajes de “Mujeres al borde de un ataque de nervios” no llegan a subir al ático de la calle Montalbán; Chus, la portera del inmueble que es Testigo de Jehová; Paulina, la actual pareja de Iván que; la recepcionista de la productora donde trabajan Pepa e Iván, quién utiliza la megafonía para, entre otras cosas, anunciar “Por favor, quien haya pedido un radio taxi que acuda a centralita, por favor.”


“Se recuerda que en cumplimiento de la legalidad vigente, está totalmente prohibido fumar en todo el edificio. Y ya por sentido común, si lo hacen, no tiren la colilla encendida en la papelera del baño de señoras de la segunda planta.” "El propietario del vehículo Volvo matrícula cuatro cinco seis siete Delta Eco Gamma, por favor, acuda a cerrar las ventanillas, que está pasando el camión del Ayuntamiento del baldeo de calles y se le va a mojar el interior." “Se recuerda a todo el personal que quiera pasar el reconocimiento ginecológico, debe acudir al puesto de María Fernández.” “Fernando, lleva la carretilla a seguridad.” “Se comunica que la reunión prevista para las 13:00 horas en la sala de videoconferencia se va a celebrar en el segundo almacén del sótano, el que está detrás de la báscula.” "Se comunica que se han extraviado unas tijeras de electricista de color amarillo dentro de una funda roja." “¿Hola?... Jajaja… Emilio, pásate por seguridad… jajaja…”



Todos los textos entrecomillados del párrafo anterior son locuciones reales escuchadas por la megafonía del edificio en el que trabajo. La realidad de lo que sucede en mi oficina supera la ficción de cualquier película de Almodóvar. La paradoja, también real, el hecho de que el Área de Modernización Tecnológica donde trabajo está ubicada en un edificio que sigue intacto desde que se construyó en la década de los setenta y en el que no existe una recepción con centralita telefónica que gestione las llamadas de las seiscientas personas que trabajamos en él. En lugar de una centralita, la megafonía. La hilaridad al escuchar dichos mensajes durante los primeros días, ha dado paso a la actual indiferencia. Esto no quiere decir que haya dejado de tomar nota de todo lo que escucho a través de los altavoces de la oficina ni que los “locutores” hayan dejado de inspirarme para escribir otros relatos o para la creación de algunos personajes de ficción.


Ahora dale al play y disfruta de los Alemanes Fertig, Los! y su tema Wenn du mich brauchst.

Hasta el próximo lunes.

lunes, noviembre 22, 2010

¿Vives en una familia o tu padre vive en otro apartamento?

Göran y Sven se mudan, después de su boda, a un vecindario a las afueras de Estocolmo. En el barrio, al más puro estilo de Wisteria Lane, viven exclusivamente familias heterosexuales con hijos en los que, aparentemente vive la Felicidad. Göran y Sven, inmersos en el proceso de adopción internacional, reciben la noticia: ningún país del mundo permite la adopción de un niño por parte de una pareja gay. “No tenemos ningún problema si es un niño Sueco. O incluso Danés”, comenta Sven ante la funcionaria del Gobierno Sueco. Semanas después, reciben una carta de los Servicios Sociales en los que indica que un niño sueco – Patrick, 1,5 de edad – necesita una familia. Un error tipográfico sobre la edad del niño – 1,5 en lugar de 15, – provoca una serie de movimientos emocionales en el hogar. Uno de ellos, que Göran no está dispuesto a renunciar a formar su propia familia, lo que enfría su relación con Sven. La historia de Göran, Sven y Patrick fue llevada al cine en 2008.


El pasado mes de septiembre realicé un curso del Instituto Cervantes a través de su Plataforma de Formación On Line. Una de las tareas a realizar era visualizar un vídeo en el que dos estudiantes de español conversaban. Venitia y Anne-Fleur, dos jóvenes francesas, son alumnas del Centro Internacional de Estudios Pedagógicos. Durante la interacción entre ambas, hablan sobre sus actividades cotidianas, ocio, familia, etc. Anne-Fleur le pregunta a Venitia: “¿vives en una familia o tu padre vive en otro apartamento?” El diccionario de la RAE ofrece – en su primera acepción – la siguiente definición para el termino familia: “Grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas”. Deduzco, de la pregunta de Anne-Fleur, que no vive con sus padres sino tan sólo con su madre. Deduzco – y lamento también – que a su situación no la considera una familia. No existe un único modelo de familia, al tiempo que los diferentes tipos existentes son, todos, familias.


Nativos Americanos de Alaska lanzan tomates a los Blancos para celebrar Thanksgiving. Es su manera de liberar tanto odio acumulado durante años. Al margen de la tan particular tradición tomatera, todos los americanos – independiente de su religión – celebran cada penúltimo jueves de noviembre una de las tradiciones que más disfruto todos los años. El primer Thanksgiving al que asistí fue hace seis años en Nueva York. Nevaba en Manhattan al tiempo que trinchaba el pavo. Por quinto año consecutivo desde que regresé de Estados Unidos y con cinco días de adelanto, he organizado Thanksgiving en casa. Familias de todo tipo, amigos de distinto origen y desconocidos con diferentes lazos acaban reuniéndose alrededor del pavo, el relleno, el puré de patatas, los boniatos asados, las judías verdes, la salsa de arándanos y la tarta de calabaza. Todos forman una familia que, a modo de Colonos y Nativos, celebran la vida y dan gracias.

Ahora dale al play y disfruta del directo de Harry Connick Jr, a quien acudo todos los años por estas fechas. El tema, "The Way You Look Tonight".

Hasta el próximo lunes.

lunes, noviembre 08, 2010

¿Cómo va lo mío?

Maurice Castle, un agente del servicio secreto británico, vive con su familia a las afueras de Londres. Su mujer Sarah, su hijo Sam y el bull dog Buller. Maurice conoció a Sarah, su mujer, en Sudáfrica durante el tiempo en el que estuvo destinado por el Mi5. En la actualidad, años después de volver de Sudáfrica, comparte tareas del servicio secreto con Arthur Davis, un joven soltero que, por el tipo de vida que lleva, levanta constantemente sospechas del servicio secreto. Tanto Castle como Davis saben que les están investigando: ambos son sospechosos de ser agentes dobles. En todas las reuniones con el Coronel Daintry, los dos se preguntan cuál será su próxima misión. Y el Coronel, quien sabe que uno de los dos es un agente doble que vende información a Rusia, elimina a uno de ellos creyendo que es el traidor. La historia de espías en baja forma y de agentes dobles, fue llevada al cine en 1980 por Otto Preminger a partir de la novela de Graham Greene.



“Los padres de Marta del Castillo piden justicia para el asesino de su hija. Creen que para una sentencia justa, el juicio debe ser con jurado popular: ésa es su principal reivindicación. Los padres de uno de los dos gays asesinados en Vigo piden justicia para el asesino de su hijo. Creen que para una sentencia justa, el juicio debe ser con jurado profesional: ésa es su principal reivindicación.” Las palabras de la amiga Elena surgen a partir de la noticia sobre la repetición del Juicio contra el asesino confeso de una pareja gay en Vigo. En el primer juicio, el asesino quedó absuelto por un Jurado Popular debido al “miedo insuperable” a ser violado por las dos victimas. Tal como señala la primera sentencia, “tras las 57 puñaladas, se duchó, llenó una maleta con pertenencias de las víctimas e incendió la casa”. Recuerdo ahora las palabras de Don Quijote: “amigo Sancho, con las mismas leyes, con los mismos recursos, unos juzgados funcionan y otros no.”



Además de agentes del servicio secreto y Jueces, en la Administración Pública trabajan empleados públicos de muy diversos perfiles. Desde el administrativo que nos informa en el mostrador de la entrada de cualquier centro de salud, hasta el cirujano que nos trasplanta un órgano vital en un hospital, pasando por el maestro o el profesor de nuestros hijos. Creo firmemente en la labor del empleado público, lo que debe traducirse en un reconocimiento social y económico para que la ciudadanía disponga de una Administración Pública de calidad. En ella también trabajan personas para convertirla en Administración Electrónica, más accesible para la ciudadanía. Ya sea presencial o electrónicamente, la pregunta que siempre le hacemos a la persona que nos atiende es “¿Cómo va lo mío?”. Me pregunto si incluir literalmente dicha pregunta en uno de los enlaces del Ministerio de Justicia hace la Administración Pública más próxima a la ciudadanía.


Ahora dale al play y disfruta del directo de Arcade Fire y su tema “We Used To Wait”

Hasta el próximo lunes.

martes, noviembre 02, 2010

Nacer, Crecer, Amar y Morir

1981. Antonio Miguel Albajara, escritor asturiano premiado con el Nobel de Literatura, vive en San Francisco, California. Allí, donde se exilió en 1938, imparte clase de Literatura Medieval en la Universidad de Berkeley. Compagina su labor docente con su producción literaria. Albajara aprovecha el viaje a Estocolmo en 1981 para recoger el Nobel y viaja a Gijón a reencontrarse con sus amigos de juventud. Antonio Miguel Albajara, protagonista de la película “Volver a empezar” de José Luis Garci, comparte las siguientes palabras con el que fuera su amor de juventud: “Cuando somos jóvenes todos pensamos que las personas mayores no se aman. Yo también lo creía. Pensaba que la gente como somos ahora nosotros se tenían cariño, afecto; pero no que se amaran, que sintieran pasión. Y no es verdad. Los hombres y las mujeres son capaces de amar hasta el último momento de la vida. En realidad sólo se envejece cuando no se ama.”


1991. Tenía catorce años cuando empecé a comprar la prensa. Primero, todos los domingos. Años después empecé a comprarla todos los días. Llegué a ser suscriptor de El País en Madrid, de Dagens Nyheter en Estocolmo y del Santa Barbara Independent en Estados Unidos. Hace algo más de un año que no compro prensa escrita, a excepción algunos sábados de The New York Times. A lo largo de los años en los que he ido comprando diferentes periódicos, he ido recortando y archivando las noticias que me han parecido interesantes. Cuenta Alejando Amenábar que en el origen de todas sus películas se encuentra una noticia real aparecida en un periódico que le llamó la atención en su momento. El periodista, y sin embargo amigo, Jordi Minguell compartía el pasado verano una noticia de las que, en caso de seguir comprando prensa escrita, hubiera recortado y archivado: aparecen abrazados los cadáveres de una pareja de ancianos. Murieron con diez días de diferencia.



2010. Decido que la mejor manera de empezar mi treinta y cuatro cumpleaños es disfrutar, de madrugada, de la representación del Calígula de Camus en el Teatro Romano de Mérida. Grupos de amigos, parejas, familias, personas solas, asisten al Espectáculo – en mayúsculas – que es deleitar del trabajo de una gran compañía en un escenario único. Uno de los personajes, en principio secundarios, es Helicón. De esclavo a lacayo de Calígula, aparece en los momentos más importantes del magnífico texto para aportar la visión más lúcida de entre todos los personajes. Calígula, personaje malherido por la vida, espeta al joven Helicón, el personaje que prueba que la juventud nunca es fea: “Vivir es lo contrario a Amar”. No es mi intención repetir las palabras del escritor Jaime Gil de Biedma en su poema “Himno a la juventud”. Los seres humanos nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos. Amando, además de existir, también vivimos.

Ahora dale al play y enternécete con la letra y la música de Nacho Umbert & La Compañía y su tema “Confidencias en el palomar”.

Hasta el próximo lunes.

lunes, octubre 25, 2010

La Blogola, punto y aparte

Julie Powell está a punto de cumplir treinta años, tiene estudios universitarios y vive en un pequeño apartamento del barrio de Queens de Nueva York con su adorable marido Eric. Colecciona trabajos. El último, atender las llamadas de un centro de atención a los damnificados por los atentados del 11S. Julie, que intenta buscar el sentido a su vida, acepta el reto de su marido de escribir las 524 recetas de cocina de Julia Child en 365 días a través de un blog. Julia Child, americana residente en Paris durante los años cincuenta, intenta buscar el sentido a su vida mediante la reinterpretación de la cocina francesa. Durante el tiempo en la capital francesa que acompaña a su adorable marido, diplomático en la embajada americana, escribe “Dominando el Arte de la Cocina Francesa”, libro que se convierte en un clásico de la cocina americana. Las historias de Julie y Julia son reales y fueron llevadas al cine en el año 2009 bajo el título de “Julie y Julia”.



El diccionario de la RAE, define el término encuesta como el “Conjunto de preguntas tipificadas dirigidas a una muestra representativa, para averiguar estados de opinión o diversas cuestiones de hecho.” Durante las últimas semanas, le he preguntado a tres personas diferentes sin vinculación aparente entre ellas qué les parece La Blogola. Recojo a continuación las tres respuestas sin, en principio, conexión entre ellas. La primera, “me encanta tu blog porque cuentas absolutamente todo lo que te pasa en tu vida”. La segunda, “hijo, pues menos mal que nos vemos y así me cuentas qué es de tu vida, que en el blog no cuentas nunca nada de ti”. La tercera, “hombre, pero… ¿sigues en España? Leo tu blog pero es que no me entero de dónde estás”. La fascinante conclusión a la que llego, después de hablar con las tres personas es cómo un mismo texto – al igual que las encuestas – puede ser leído o interpretado de maneras tan distintas.


Tomo nota en el cuaderno azul de las ideas que se me pasan por la cabeza a lo largo del día. Las transcribo al Word llamado Temas dentro de la carpeta LB. Dedico las noches y los fines de semana a escribir La Blogola, otros relatos y a avanzar en mi primera novela. Salvo cambios de última hora, planifico las entregas de La Blogola con dos meses de antelación. En la actualidad, tengo todos los textos hasta finales de año. Cada entrega, tres párrafos de quince líneas cada uno. El tipo de letra, Arial 14. Interlineado, sencillo. Manías de quien escribe. Arranqué esta temporada, el pasado 20 de septiembre, con muchas ganas de seguir escribiendo y mucho miedo de repetirme. Después de cinco años detrás de La Blogola – por cierto, marca registrada desde 2007 – ha llegado el momento de poner punto y aparte al tipo de contenido. Por favor, ayúdame a decidir qué te gustaría leer en La Blogola, rellenando la encuesta que se encuentra a la derecha de la pantalla. Muchas gracias.

Ahora dale al play y disfruta del espectáculo visual de Scissor Sisters y su tema Any Which Way.

Hasta el próximo lunes.

lunes, octubre 18, 2010

En Alemania todo es grande

“Ser heterosexual tampoco te hace feliz.” Así empieza la novela gráfica “El hombre deseado” del escritor y dibujante alemán Ralph König. Dicha novela fue llevada al cine en 1994 siendo la película muy fiel al texto original. Dicha novela cuenta la historia de Axel, un joven que está pasando un mal momento tras romper con su novia. Para superarlo, pasa a formar parte de un grupo de hombres que se reúne para compartir sus problemas. Ahí conoce a Walter, un joven que se enamora de Axel. Walter, en un intento de introducir a Axel en el ambiente, empieza a invitarle a fiestas, a presentarle a amigos que quedan rendidos ante la belleza heterosexual, convirtiéndolo en el hombre deseado. Todo sucede en una pequeña ciudad Alemana que bien podría ser Colonia, ciudad natal del autor de la novela gráfica. El texto, y también la cinta, pone a heterosexuales en situaciones estereotipadas de homosexuales. Y viceversa. Una afirmación que aparece en el texto es “Ser maricón requiere poco”, lo que aplica también a heterosexuales.


Uno de los mayores engaños que nos hacemos a nosotros mismos es “dedicar un día a ir de compras”. Como si el resto de días no fuéramos en shopping mode. Hago lo propio la semana pasada en Frankfurt. OrdnungsSINN, tienda de decoración con cosas chulas. TopSport, tienda de ropa muy chula. Zara, Massimo Dutti y H&M, donde encontrar lo mismo que en España. En Hessen Shop los recuerdos no son kitsch, son de diseño. Esprit, espectacular tienda donde me enamoro de su ropa y me pregunto si la encontraré en las tiendas de Madrid. Manüfactum, tienda de alimentación, utensilios de cocina, y decoración con productos, a partes iguales, extremadamente bonitos y caros. Unibike, tienda y taller de bicicletas donde, además de venderte Diamant, bicis Made in Germany desde hace más de un siglo, te dejan llevarte la bici unos días para que la pruebes antes de comprarla. Aristodogs, donde cumplir con los caprichos de tu perro. Desde el juego – para canes – Monodogpoly hasta un hueso del tamaño de tu perro.


“¿Grande o pequeña?” me preguntan después de pedir una cerveza en un bar en Frankfurt durante mi estancia la semana pasada. Grande, respondí, teniendo en mente una caña al pensar en pequeña. Valga decir que el equivalente de la cerveza grande que te sirven en España equivale a la pequeña que te venden en Alemania. El diccionario de la RAE define capitalismo como el “Régimen económico fundado en el predominio del capital como elemento de producción y creador de riqueza.” Es decir, que para mantener el chiringuito, lo que tenemos que hacer, queramos o no, es seguir comprando. En ese sentido, el Ministro de Economía Alemán – liberal, por cierto – propone, en tiempo de crisis, subidas salariares para incentivar el consumo, lo que provocará el aumento de la producción. Mientras, en España, el presidente de la CEOE y propietario de una compañía aérea y una agencia de viajes recientemente hundidas, propone, para salir de la crisis, “trabajar más y cobrar menos”. ¿Grande o pequeña? Elige siempre grande.
Ahora dale al play y disfruta del directo de la banda alemana The Whitest Boy Alive. El tema, 1517.
Hasta el próximo lunes.

lunes, octubre 11, 2010

Mercadillo de Trueque

Trevor McKinney es un niño que vive con el alcoholismo de su madre y con los abusos de su padre. Eugene Simonet, el recién llegado profesor de ciencas sociales del colegio de Trevor, manda a sus alumnos una curiosa tarea. Los deberes consisten en pensar en alguna idea que crean que pueda cambiar el mundo e intentar ponerla en marcha. Trevor, fascinado por la tarea encomendada por su profesor, se propone ayudar a tres personas haciéndoles un favor a cada una de ellas. No elige tres personas que le hubieran ayudado antes para devolverles un favor, sino tres personas a las que, por adelantado, decide ayudar sin esperar nada a cambio. Trevor sólo pide que cada una de esas personas haga lo mismo con otras tres. Que elijan a otros tantos desconocidos para ayudarles haciéndoles un favor. La aparentemente ingenua idea de Trevor causa un gran revuelo en la ciudad. Éste es el argumento de Pay it Forward – Cadena de Favores – película estrenada en el año 2000.


Una de las costumbres que más me gustan de los países que conozco que no son España es la normalidad con la que la gente organiza o acude al mercado de objetos de segunda mano. Más allá de las librerías de viejo o la Cuesta de Moyano de Madrid, hay infinidad de productos de segunda mano y multitud de personas interesadas en él. Desde el clásico moving sale americano – mercadillo con motivo de una mudanza – en el que es preferible vender por unos dólares aquello que te costaría más trasladar a tu nueva casa, hasta el källare sueco, el espacio común en los sótanos de los edificios suecos en el que los vecinos simplemente depositan aquellos objetos que, estando en buen estado, ya no utilizan. Tanto en Suecia como en Estados Unidos, los espacios de segunda mano a los que he acudido, han muerto de éxito. En España, las ocasiones en las que he organizado mercadillos de segunda mano o espacios en los que regalar objetos, nunca ha acudido nadie.


El trueque, según el diccionario de la RAE, consiste en el “Intercambio directo de bienes y servicios, sin mediar la intervención de dinero”. Esto es, Pedro sabe cómo arreglar electrodomésticos y María sabe cómo cambiar el aceite a un coche. Pedro y María se ponen de acuerdo e intercambian la prestación de servicios sin mediar dinero. El intercambio, además de servicios, puede ser de cualquier producto. Pedro tiene una taladradora en perfecto estado que no utiliza y María tiene una máquina de coser en excelente estado que tampoco la usa. Pedro y María se ponen de acuerdo e intercambian taladradora y máquina de coser. Las amigas Ana y Geles organizan por segundo año consecutivo, y en colaboración con el Ayuntamiento de Valdemorillo, el II Mercadillo de Trueque. ¿Cuándo? Sábado 16 de Octubre de 11 a 14 horas. ¿Dónde? Casa de la Cultura de Valdemorillo. ¿Qué objetos se pueden trocar? Cualquiera en buen estado. ¿Quién puede ir? Adultos y niños.

Ahora dale al play y disfruta de la música de la música, las imágenes y los colores de los suecos Korallreven y su tema The Truest Faith.

Hasta el próximo lunes.

lunes, octubre 04, 2010

¡Quéjate, coño!

El Fondo del Estanque es el nombre de la escuela y centro de menores donde, a mediados del siglo XX, conviven el pequeño huérfano Pépinot – quien cree que su padre vendrá a buscarle un sábado – Pierre – un niño de voz y rostro dulces– y Le Querrec – el más revoltoso de todo el centro. El frustrado compositor de música Mathieu llega a El Fondo del Parque para trabajar como vigilante nocturno. Mathieu, frente a la ley “acción-reacción” impuesta por el director del centro Rachin, intenta disciplinar a los niños mediante la creación de un coro. El vigilante nocturno utiliza la música como ingrediente para unir a todos los niños. Desde el peligroso Mondain hasta Pierre, el más dulce de todos. La evolución personal de cada uno de los personajes – desde los niños internados hasta los adultos que trabajan en el colegio – a través del coro es el argumento de la película “Les Choristes” – “Los niños del coro” – estrenada en el año 2004.


Hay muchas maneras de pasar de la niñez a la adolescencia. Y hay tantos otros recuerdos de ese momento vital. No siempre coinciden. Yo tengo dos recuerdos. El primero. En la recta final de los ochenta, la mayoría de los garajes particulares no estaban en los sótanos de los edificios. Había que andar un rato para llegar hasta el garaje. Unas semanas después de la muerte de mi padre, fui hasta el garaje donde mi padre aparcaba el Seat 124 verde que, mi padre al volante, nos llevaba al pueblo en verano. Fui a vaciarlo, a meter en una bolsa los tapetes de ganchillo hechos por mi abuela, a guardar en una caja todo lo que tenía en el maletero y en la guantera, a desatornillar la matrícula trasera y llevármela a casa. Era sábado. El segundo recuerdo. Mi voz pasó de sonar como la del dulce Pierre a la de Constantino Romero. En un intento de educar la voz y hacer algo útil con ella, me apunté a un coro del que, por la disparidad de mi cuerpo y mi timbre de voz, me invitaron a marcharme.


La reclamación o la queja tienen dos interpretaciones. Una, que la persona que la realiza sólo tiene ganas de molestar. Dos, que quien lo hace quiere que la sociedad en la que vive sea mejor. Quien escribe, forma parte del segundo grupo. Además de muy barata, la crítica – siempre constructiva – ayuda a quien la formula a desahogarse y a estructurar en su mente lo que le ha sucedido. Además, ayuda al resto de la sociedad a mejorar. Con ese espíritu, los fineses – o finlandeses – Tellervo Kalleinen y Oliver Kochta-Kalleinen fundaron en 2005 el primer Coro de Quejas del mundo. Poner música a una queja puede no sonar muy musical, pero la iniciativa finlandesa ha generado la creación de diferentes Coros de Quejas por todo el mundo. El último de los Coros que forman parte de esta red internacional, es también el primero que canta en español. Es el Coro de Quejas de Sevilla, que tiene su primera actuación el próximo 17 de octubre en la Alameda de Hércules.


Ahora dale al play y disfruta de una de las actuaciones del Coro de Quejas de Helsinki, el primero del mundo.

Hasta el próximo lunes.

lunes, septiembre 27, 2010

Me estoy cagando y no es de miedo

Estos son dos americanas, un japonés y un alemán y no es un chiste. Jenny y Lindsay, dos turistas americanas, están de vacaciones por Europa. En su parada en Alemania deciden ir a una discoteca a las afueras de la ciudad. De camino, una de las ruedas del coche de alquiler se pincha. Deciden abandonar el coche e ir andando, bosque a través, en busca de ayuda. Divisan luz en una casa. Es la del Doctor Heiter, un cirujano especializado en separar siameses. Ya jubilado, ha decidido experimentar haciendo todo lo contrario: unir humanos a través del aparato digestivo. Lo hace en el sótano de su casa, convertido en un pequeño hospital. El primer paso del proyecto que tiene en mente – un ciempiés humano – es unir tres humanos. Las americanas Jenny y Lindsay y el japonés Katsuro serán las tres primeras piezas. Todo esto sucede en la primera parte de la trilogía “El Ciempiés Humano”. El País se preguntaba en verano si es la película más asquerosa de la historia.



El mundo siempre ha sido 2.0. Este compró el huevo, este enciende el ordenador del compañero antes de que llegue, este lo frió, este avisa cuando llega el jefe, este le echó la sal, este cuida de su sobrino los viernes por la noche, este lo probó, este ayuda siempre a sus amigos a que liguen y esté se lo comió. La sociedad, antes de que llegara la tecnología, ya era colaborativa. Los siguientes son textos reales de carteles no oficiales vistos en aseos de diferentes edificios públicos. Uno, “Este cuarto de aseo es para el uso de personas. Es decir, la limpieza y la higiene del mismo dependen del uso que hagamos cada uno de nosotros. Piensa, antes de irte, como te gustaría que estuviera cuando volvieras a usarlo”. Dos, “Atención: cuanto termines la faena tira de la cadena y si queda la cosilla utiliza la ESCOBILLA”. Tres, “Por favor e higiene, cuando terminen de usar el urinario (donde se hace pis) den al botón del agua para que ésta caiga. Evitaremos los malos olores. Gracias”.


Tres amigos. Uno: comparte el amigo Javier vía Facebook una fotografía de los renovados aseos de su empresa. La foto, justo encima de este párrafo, muestra en un único espacio dos lavabos, dos urinarios y dos retretes. Compartir es vivir, dicen, aunque no sé si cualquier espacio y cualquier momento es bueno para compartir. Dos: una de las reglas no escritas de la amiga María José es no hablar de ninguna cuestión relacionada de cintura para abajo. Ella es de la escuela de Josemi Rodríguez Sieiro. Los Lomanistas sabemos, después de haber leído “Los Diez Mandamientos de la Mujer Once”, que una de las primeras preguntas que debemos hacer por la mañana a las personas que queremos es “¿Has evacuado bien?”. Tres: una de las críticas de la amiga Sandra a la última película protagonizada por Leonardo di Caprio – Inception – es dónde y cuándo evacúan sus protagonistas. Me pregunto de dónde vienen los reparos a mencionar caca, pedo, culo, pis…

Ahora dale al play y disfruta del espectáculo visual y sonoro de OK Go con su White Knuckles.

Hasta el próximo lunes.

lunes, septiembre 20, 2010

Nada volverá a ser como antes

“Hay dos tipos de hombres. Los que dejan de beber alcohol cuando se casan y lo que empiezan a hacerlo el día de su boda” le espeta Maggie, una espectacular mujer sureña en la América de los años cincuenta a su marido Brick, un ex deportista profesional debido a sus problemas con el alcohol y consigo mismo. La discusión de Brick y Maggie transcurre en la casa familiar de los padres de Brick, enclavada en una plantación de algodón. Es el cumpleaños del padre de Brick. Acuden Gooper, el hermano de Brick, su mujer y sus cinco hijos. La disputa por la herencia del padre y las difíciles relaciones entre todos los miembros de la familia, se convierten en el hilo conductor de “La gata sobre el tejado de zinc”. En uno de los diálogos entre Brick y su padre, éste – en la recta final de su vida – le espeta a su hijo: “Odio las disculpas. Si fue algo que hiciste, no lo hagas otra vez. Si fue algo que no hiciste, hazlo. […] Yo tengo huevos para morir. ¿Tienes tú huevos para vivir?”.


Una noche como la de hoy de hace exactamente cinco años, un chico de 29 años llamaba al programa Hablar por Hablar de la Cadena SER. El motivo de su llamada, tenía su vida empaquetada en tres maletas y una mochila. A la mañana siguiente, tomaría un vuelo a Los Angeles para vivir un tiempo frente al Pacífico. ¿Qué llevas en la maleta?, preguntó Mara Torres. Semanas antes de partir – contestó el joven – mientras planeaba las maletas, comprobé que no cabría todo lo que quería llevarme. Es una sensación rara – continuó el joven – porque compruebas que en tres maletas y una mochila cabe toda una vida y, por muchas cosas que no quepan, siempre hay hueco para todos los miedos. El miedo a empezar algo nuevo. En palabras de Vetusta Morla, “El valor para marcharse el miedo a llegar”. El chico llegó a Los Angeles. Estudió, hizo amigos, trabajó, vio nacer Facebook, tuvo sexo, escribió, vio nacer Youtube, viajó, empezó este blog.


Gillian Welch es una cantante y compositora americana. Su música, entre country, pop y música rural, ha ganado premios y ha formado parte de diferentes bandas sonoras. Gillian Welch, quien acude a muchos festivales de música popular, forma dúo musical con David Rawlings. En el concierto homenaje que ambos dieron a John Hartford, uno de los temas fue “In Tall Buildings”. Justo antes, Welch presentaba la canción como un tema triste, un tema que habría motivado a mucha gente a dejar sus trabajos: “Algún día, cuando sea un hombre; y otros me hayan enseñado; lo mejor que hayan podido; me venderán un traje; me cortarán el pelo; y me enviarán a trabajar a edificios altos. Y será decir adiós al amanecer; adiós al rocío; adiós a las flores; y adiós a ti […] Y cuando me retire; y mi vida sea mía; haya pagado todas mis facturas; será la hora de volver a casa; y preguntarme qué ha pasado; entre una cosa y otra; cuando fui a trabajar a edificios altos”.


Quedan menos de veinticuatro horas para que empiece oficialmente el otoño. Con él, la hora de hacer balance y de elaborar la lista de nuevos propósitos. Queremos llenar el carrito de actividades extraescolares con aquellas que huelan a nuevo: aprender Japonés o practicar Bossaball. Creemos que el olor a papelería al estrenar un cuaderno nuevo nos va a ayudar a olvidar los proyectos inacabados de otros años. Frente a los largos listados de objetivos de años anteriores, tengo un único propósito para el año que hoy empieza: quitarme unas cuantas espinitas. Nada de empezar algo nuevo. Voy a dedicarme a aquellas actividades personales que siempre han estado ahí y a las que nunca le he prestado mucha atención. Las espinitas son tres. No quiero preguntarme dentro de unos años “qué ha pasado; entre una cosa y otra; cuando fui a trabajar a edificios altos”. Dentro de unos años quiero responder con un sí la pregunta “¿Tienes huevos para vivir?”.

Ahora dale al play y disfruta de la voz y el tupé del sueco Jonathan Johansson. El tema, En Hand i Himlen – Una mano en el cielo. El vídeo fue rodado en Estocolmo, Lisboa, París, Barcelona y Pamplona.

Hasta el próximo lunes.

lunes, junio 21, 2010

Sumidero Cultural

Hoy empieza el verano. Al menos oficialmente. Hoy también empieza el tiempo de descuento – la prórroga del curso escolar que acaba – para aquellos que creemos que el año empieza en septiembre. Como cada verano, cojo lápiz y papel y enumero todos los planes que tengo en mente. Una vez arranque la jornada intensiva, y durante las vacaciones, a ocupar el tiempo con las siguientes actividades: leer, deporte, estudiar sueco, montar en bici, leer, terracismo, redecorar la casa, ir a la playa, leer, exposiciones y otras actividades culturales por Madrid. La noche del próximo miércoles 23 de junio celebramos en Cataluña la “Revetlla de San Joan”. Recuerdo, siendo adolescente, el olor a hoguera, a coca dulce, a coca salada, a cava. Utilizamos la “Revetlla”, una de las noches más cortas del año, como catarsis regeneradora de todos los futuribles del otoño, el invierno y la primavera. También como fiesta inaugural del verano.


Último anuncio de RENFE. “¿Qué te pasa, Antonio? Ricardo, tú eres fogonero, y yo soy maquinista. Tu padre era fogonero y el mío maquinista. Y tu abuelo y el mío. Y ahora el hijo dice que quiere ser piloto. Igual tiene razón y esto nuestro no tiene futuro. ¡Ricardo, Ricardo, Ricardo! ¡El nieto, el nieto va a ser maquinista! El tren vuelve a estar en el centro de nuestras vidas.” Uno de los mayores placeres de viajar en AVE es encontrar la revista Paisajes en el asiento. Y una de las agendas culturales más completa entre las publicaciones culturales es la que ofrece la Revista Paisajes denominada Siete Días. Ofrece joyas musicales y literarias difíciles de encontrar en otro tipo de revistas. Por ejemplo, el libro de la periodista Eva Celada “Comer bien en Palencia”. Novedades literarias, discográficas, conciertos, teatros, exposiciones. Eso es Siete Días. Ahora coge lápiz y papel y anota, además de la lectura, todas las cosas que quieres hacer en el verano que hoy comienza.



Dos estados de Facebook leídos en las últimas semanas: “Ros acumula libros y libros que leer y se agobia porque no sabe cuando podrá dedicarles media hora al menos.” “Anabel tiene ganas de vacaciones […] de libros gordos [...]…” Uno de los planes para el verano más repetido entre las personas que conozco – y más imaginado entre las que no conozco – es la lectura de los libros acumulados a lo largo del invierno. Las novedades literarias que se publican durante un año son muchas. La oferta cultural de las ciudades es también muy amplia. Esta semana en la que voy a estar en la playa – y en la que la lectura está entre mis planes – sumiré las manos en la arena. Las levantaré y la arena empezará irremediablemente a caer entre los dedos. La sensación de frustración por no poder atrapar la arena, es la misma que me provoca el torrente de novedades literarias y el vendaval de actividades culturales. Como si de un sumidero cultural se tratara.


Ahora dale el play, inaugura el verano y disfruta de la música de The Triangles. La canción es Applejack, que es también el tema del videoclip Estrella Damm 2010.

Hasta el próximo lunes.