lunes, diciembre 28, 2009

El regalo. Capítulo 4.

En la reunión que tuvieron mis padres con mi tutor tras el último curso del colegio, el tutor recomendó a mis padres que me matriculara en Formación Profesional. Así que me hice fontanero. Entre las chicas con las que compartí pupitre en el colegio, la hija del conserje se matriculó en el Bachillerato y estudió Secretariado de alta Dirección. Una vez acabados nuestros días en el colegio, nos distanciamos. Tiempo después nos reencontramos en un bar de copas de los bajos de Argüelles. Nos enrollamos y empezamos a salir. Mientras yo ya reparaba tuberías, instalaba lavadoras y desatascaba desagües, ella seguía estudiando. Quería empezar a ganar pasta y empezó a poner copas los fines de semana. Una niña tan mona no lo iba a tener difícil para encontrar un trabajo en un bar de copas. Ni para encontrar cualquier otro trabajo. Recién acabado Secretariado, ya estaba trabajando en una Consultora. Allí coincidió con un amigo común del colegio, al tiempo que ex – novio suyo. Trabajaba como guardia de seguridad.

Ahora dale al play y disfruta del directo de U2 y su tema “New Year’s Day”.


Hasta el próximo martes día 5.

No hay comentarios: