lunes, diciembre 28, 2009

El regalo. Capítulo 4.

En la reunión que tuvieron mis padres con mi tutor tras el último curso del colegio, el tutor recomendó a mis padres que me matriculara en Formación Profesional. Así que me hice fontanero. Entre las chicas con las que compartí pupitre en el colegio, la hija del conserje se matriculó en el Bachillerato y estudió Secretariado de alta Dirección. Una vez acabados nuestros días en el colegio, nos distanciamos. Tiempo después nos reencontramos en un bar de copas de los bajos de Argüelles. Nos enrollamos y empezamos a salir. Mientras yo ya reparaba tuberías, instalaba lavadoras y desatascaba desagües, ella seguía estudiando. Quería empezar a ganar pasta y empezó a poner copas los fines de semana. Una niña tan mona no lo iba a tener difícil para encontrar un trabajo en un bar de copas. Ni para encontrar cualquier otro trabajo. Recién acabado Secretariado, ya estaba trabajando en una Consultora. Allí coincidió con un amigo común del colegio, al tiempo que ex – novio suyo. Trabajaba como guardia de seguridad.

Ahora dale al play y disfruta del directo de U2 y su tema “New Year’s Day”.


Hasta el próximo martes día 5.

jueves, diciembre 24, 2009

lunes, diciembre 21, 2009

El regalo. Capítulo 3.

Nací en Alemania hace cuarenta y cinco años. Mi padre, español de nacimiento, fue corresponsal en Alemania de una agencia de prensa española. Mi madre, alemana, también era periodista. Cuando nací, la comadrona le dijo a mi madre: “Ha tenido usted un periodista.” Después de trabajar para diferentes medios en diferentes países, conocí a mi novio en París, donde vivimos juntos unos años. Tiempo después, nos mudamos a Madrid, donde nuestra relación se resquebrajó. Yo trabajaba en casa, donde tenía la oficina montada. Mientras, mi pareja trabajaba jornadas interminables en la última planta del edificio Windsor. Creía que el número de horas dedicadas a su trabajo era inversamente proporcional al número de horas que le dedicaba a nuestra relación. En realidad, se lo dedicaba al trabajo y a acostarse con un guardia de seguridad del edificio. En una ocasión se olvidó la blackberry en casa y, hasta que volvió para recogerla, había recibido varios mensajes con planes para la noche de reyes.

Ahora dale al play y disfruta del directo de Harry Connick Jr y su tema “What a night!”, incluido en el álbum de Navidad que lleva el mismo nombre.

Hasta el próximo lunes.

lunes, diciembre 14, 2009

El regalo. Capítulo 2.

Trabajar como Secretaria de Alta Dirección implica tener que currar de lunes a domingo, incluidas las fiestas de guardar. En 1993 trabajaba como Secretaria del Director de una Consultora que ocupaba más de la mitad del edificio Windsor de Madrid. Por aquel entonces no había cumplido los treinta, quería llegar a tener mi propia empresa, vivía con mi entonces novio y era una niña mona. Mis piernas y mis modelitos eran el centro de las miradas de todos los hombres que trabajaban en el edificio excepto el hombre para el que trabajaba. El Director de la Consultora era un francés de cuarenta y muchos años que vivía con su pareja, un alemán de su misma edad y corresponsal en España de una agencia de prensa alemana. El día 5 fue un día tranquilo. El Director no fue a la oficina en todo el día. La mayoría de los trabajadores se marcharon a mediodía y yo me quedé hasta última hora de la tarde. Al salir, departí unos minutos con el guardia de seguridad del edificio, quien me comentó que fui la última persona en salir.

Ahora dale al play y disfruta del tema London Calling de The Clash, interpretado en directo por Dave Grohl, Elvis Costello, Bruce Springsteen y Little Steven durante la entrega de los Grammy de 2003, en homenaje a Joe Strummer (1952-2002).

Hasta el próximo lunes.

lunes, diciembre 07, 2009

El regalo. Capítulo 1.

[Nota: Debido al estado emocional que me provoca el mes de diciembre, desde hoy y durante las próximas cinco semanas, La Blogola ofrece un mini relato de ficción en cinco entregas. La última, el martes 5 de enero de 2010.]

Después de acabar la carrera de medicina, aprobé el examen de médico interno residente en 1992. En cuanto lo aprobé supe que las navidades de ese año iba a pasarlas trabajando en urgencias. Fue la primera vez que no disfrutaba la nochebuena con el abuelo, mis hermanos y mis padres. Mi madre se empeñó en cocinar la cena de nochebuena el día antes para meterme en un tupper la ración que no me iba a comer en casa. Tampoco me la pude comer en el hospital. Aquellas primeras nochebuena, nochevieja y noche de reyes que me pasé trabajando en urgencias empezaron tranquilas. Puse en práctica todo lo que aprendí en la universidad: gané a mis compañeros de guardia todas las partidas de poker a las que jugamos. La noche de reyes, después de la tercera partida, llegó el aviso: un hombre de cuarenta años cosido a balazos en su puesto de trabajo. El guardia de seguridad del edificio Windsor llegó con un hilo de vida. Hicimos todo lo que pudimos, aunque no fue suficiente para salvarle la vida.

Ahora dale al play y disfruta del directo de The Notwist con el tema “Gloomy Planets”.



Hasta el próximo lunes.