lunes, junio 22, 2009

Mujeres

Palmira es una yonqui de la mantequilla. Palmira es la abuela protagonista de una de las mejores series de producción propia de Televisión Española. La serie, “Mujeres”, cuenta la historia de un grupo de mujeres trabajadoras – fuera y dentro de casa – de un barrio de Madrid. Palmira, ya jubilada, vive con su hija y sus dos nietas. Las amigas y las vecinas de las protagonistas son también mujeres. Las mujeres de “Mujeres” saltan al vacío todos los días, utilizando esa red que es la solidaridad inter féminas. Las mujeres de “Mujeres” se enamoran de hombres que no acaban de entender qué necesidades realmente tienen. La presencia de hombres es meramente testimonial. El nieto de Palmira, bollero de profesión, y el yonqui de turno del barrio, no precisamente adicto a la mantequilla.

Reunión fuera de la oficina. Voy en el taxi. La cita es a las diez de la mañana. Once personas. Diez mujeres y quien escribe estas líneas. Cuatro horas más tarde, una vez drenada toda mi sangre y energía, me subo a otro taxi. Telefoneo a mi madre y recuerdo el paisanaje de mi infancia: mi abuela, mi madre y mis dos hermanas. Llego a la oficina. Tres mujeres y quien escribe estas líneas formamos el equipo. Subo en el ascensor y pienso en todos los equipos de trabajo por los que he pasado. Y en todos los responsables que he tenido. Mujeres. Me siento delante del ordenador y recuerdo un comentario de un compañero de trabajo – me alegra no recordar quién – que me dice que esto me pasa por tener un trabajo de mujeres.

Ficción. Alice, Julie e Ismael mantienen una relación a tres en la comedia romántica musical francesa “Canciones de Amor”. Alice y Julie son dos jóvenes independientes que, más allá de su amor hacia Ismael, comparten el apoyo a sus familias, su solidaridad para con ellas mismas, así como momentos cómicos. Alice y Julie son unas yonquis adictas a la vida.

Realidad. Cecilia Sarkozy, anterior esposa del presidente de Francia, logra que Libia excarcele a cinco enfermeras búlgaras. Un periodista francés pregunta a Nicolás Sarkozy sobre la legitimidad de la misión. Ésta ha sido llevada a cabo por una persona no elegida por los franceses, la esposa del Presidente, no por el propio Presidente. Sarkozy responde: “Se trata de un problema de mujeres, humanitario.” El futuro del ser humano está en manos de las mujeres.

Ahora dale al play y disfruta del tema “Did you see me coming?” de Pet Shop Boys.



Hasta el próximo lunes.

8 comentarios:

Fernando dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando dijo...

Lo siento si quedo de misógino, pero es que el tema me ha tocado la fibra:
Nah, me autocensuro, que me hierve la sagre. Sólo decir que, de los muchos trabajos que he tenido, la única vez que me han hecho mobbing ha sido ejecutado por una mujer, si es que se le podía llamar mujer. Y no es casualidad, esa mala leche no la puede tener un hombre, sea de la condición que sea.
Lo siento si he ofendido, pero es que el tema de "la mujer jefa" tiene mucha miga, y por mi parte, mucha bilis.

Anónimo dijo...

pobre Fernando q no sabe distinguir entre diferencias individuales y el sexo :-))

nymm dijo...

Jo, que guay! ¿No te encanta ver que las partes más importantes de tu vida estan representadas por mujeres? si es que somos lo mejor que tienes!!!!! Y tu sufriendo por hombres, que fuerte lo tuyo bonita!
(No comento nada del principio porque no he visto nunca la serie, y tampoco nada del final, porque paso de Sarkozy y todo lo que sale por su boca)

marisabel dijo...

Pues, cabrones-cabronas los hay de todos los sexos y condiciones, pero decir que las jefas son más "japutas" que los jefes es una generalización un pelín machista y misógina. Y sí el poder es de la mujer, entre otras cosas porque somos más en todos los sitios, sólo hay que pasarse por las facultades y ver las clases llenas de féminas, hasta en las carreras que tradicionalmente había más hombres. Mala leche? También tenemos mucho más AMOR, que desde chica nos enseñan a cuidar a los demás como objetivo en la vida!

Anabel dijo...

Marisabel, cuánta razón!!!

Será que algunos subordinados hombres no soportan una jefa mujer porque les toca muuuucho la fibra y los "huevos".

No hay nada peor que el que se disculpa por algo que dice que no es, pero que... bla bla bla...

Tendríamos que follar más para joder menos!

Besos a todas las mujeres buenas!!!

Anónimo dijo...

Bueno bueno bueno,aquí se va a liar parda! Por razones laborales trato con bastantes mujeres y la gran mayoría admite que no soportaría a una mujer como jefa...
Os pasa lo mismo a vosotras, chicas? Venga, no seaís mentirosillas...
La mujer, esa gran desconocida!
Fernando, más razón que un santo.

Anabel dijo...

Pues a mí me hizo la vida insoportable mi compañero de trabajo (subordinado hombre) con la bendición de nuestra jefa (mujer).

Sirve esto para un análisis?

O será que el que es cabrón es cabrón tenga el sexo que tenga?