lunes, marzo 30, 2009

Encima

La de hoy es la tercera de cuatro entregas que empiezan y acaban con un adverbio. El adverbio, en realidad, es lo de menos. Lo de más es lo que va entre (preposición) ambos adverbios. Los textos, al igual que la vida misma, te obligan a incluir – de vez en cuando – algunos paréntesis (sustantivo y signo ortográfico al mismo tiempo). Madurar (verbo) es una acción que, a la vista de vuestros comentarios, en algunos casos se ejerce conscientemente, en otros casos, sin ser consciente de ello. ¿Estado intermedio de maduración? La generación nacida en los 60 y 70, al igual que los plátanos, presentan dicho estado intermedio en su punto de maduración. Ni verdes ni pochos. Mejor con algunas motitas negras. En cuanto a la relación entre matrimonio y madurez, no creo que sean conceptos que vayan unidos. Hay personas solteras muy maduras y personas muy casadas poco maduras.



Bienvenidos a la low modernidad. Primero llegó la modernidad, imponiendo la razón como norma social. Después llegó la posmodernidad, oponiéndose a la modernidad mediante el progreso y la crítica a las manifestaciones artísticas. Ahora es el momento de la low modernidad. Vestimos unos pantalones y camisetas compradas en HM, nos tomamos el café alrededor de una mesa LACK comprada en IKEA, volamos a países de (casi) todo el mundo a precios muy bajos, comemos un sándwich, una ensalada o una hamburguesa en un restaurante de comida rápida… Acudimos a HM, IKEA o VIPS siendo conscientes de las limitaciones de los productos que compramos. Además, si el pantalón encoge, la mesa LACK se rompe o la hamburguesa no está lo suficientemente buena, nos compramos otro pantalón, otra mesa u otra hamburguesa. Sin embargo, nos acostamos con un chulazo al rato de conocerle y, encima, asumimos, como personas maduras, que nos vamos a casar con él y que dicha relación va a durar toda la vida.

Ahora dale al play y disfruta del directo de Madonna. El tema, “Give it to me”.



Hasta cualquier lunes de estos.

7 comentarios:

marisabel dijo...

La low modernidad que explicas tiene que ver con el dinero: precios más bajos demcratizan una serie de servicios antes reservados para unos pocos privilegiados... El amor y las relaciones son harina de otro costal. Aunque tenga que ver con el tiempo, más que con el dinero, si que se ha producido un cambio respecto al pasado,lo explica Zygmunt Bauman en su Modernidad Líquida (me consta que te lo has leído)

marisabel dijo...

Perdon, quise decir El Amor Líquido, de Zygmunt Bauman

Anabel dijo...

Porque esperamos más de las personas que de las cosas, como tiene que ser.
Lo que hay que ver es dónde te encuentras al chulazo, si es en ikea, vips o hm ten por seguro que va a ser un polvo de usar y tirar...
;-)

btbw/architecture dijo...

Tras leer me dejas pensando en qué significa 'efímero', Jose Luís. En el buen sentido de que haya cosas efímeras, posesiones efímeras. Es el modo en que las cosas laten un instante, la forma que tienen en la vida a nuestro lado...Sean muebles de ikea, ropa-rápida, canciones que se escuchan unas semanas...
Sobre lo de hacer estable al chulazo, me has mandado directamente a necesitar escuchar 'I want to wake up' de Pet Shop Boys (en Actually).(I can never think of anyone but you all my life - I want to wake up with you). No creo que sea la madurez, sino el enloquecimiento ése el que le puede hacer crecer raíces a eso efímero...
¡Un beso!! ;-) Y gracias por el rato de hacer calentar los motores de las meninges!
alicia

Anabel dijo...

¿La blogola cierra en Semana Santa?

marisabel dijo...

¿y Feria?

Anabel dijo...

Vaya, va a resultar que esto también es de ikea y ya se ha acabado!... es lo que tiene la postmodernidad...