lunes, noviembre 24, 2008

Conservador

Jueves, 24 de noviembre de 2005.

Llueve en Manhattan. Nos levantamos tarde – nos acostamos tarde después de asistir al estreno de Rent, y nos vamos a pasear por el mid-town. Recorremos Central Park, Quinta Avenida. Parada técnica o brunch en Café Metro, justo al lado de Tiffany’s. Seguimos por Rockefeller Center. Ya está colocado el árbol de navidad y la pista de patinaje sobre hielo. Saks ofrece un espectáculo luminoso y musical tipo “Cortilandia” pero para adultos y en plan fino diseñado por Svarowsky. Pasamos por delante del Metropolitan. Está cerrado y su fachada en proceso de restauración. Es el cuarto jueves de noviembre, Thanksgiving – el día de Acción de Gracias. Unos amigos nos invitan a cenar pavo y me ofrecen trincharlo. Pavo con migas vegetales, puré de patatas, de boniato, salsa de arándanos y tarta de calabaza. Thanksgiving. Muchas risas y muy buena conversación. Volvemos a casa. Hace mucho, mucho, mucho frío.

Sábado, 25 de noviembre de 2006.

Frío intenso en Madrid de un invierno que oficialmente aún no ha llegado. Me invitan a celebrar Thanksgiving. No es el cuarto jueves, es el cuarto sábado de noviembre. Las responsabilidades laborales hacen que comamos el pavo, el stuffin, las salsas, los purés y la tarta de manzana dos días después. Sábado intensamente frío al tiempo que soleado. Paseo matutino con Roko. Compro budweiser y marshmallows en el supermercado. Me citan a media tarde. Antes de la cena hay tiempo para compartir risas y los últimos preparativos. Thanksgiving es mi celebración americana favorita. La “nochebuena” estadounidense – en cuanto a carga emocional – es más abierta que la que celebramos aquí en diciembre. Abierta a amigos, a conocidos, a desconocidos. Emily trincha el pavo. Comemos, a intervalos, durante horas. Nos reímos a carcajada limpia jugando al pictionary. Conozco a Gabe, quien será mi compañero de piso, y sin embargo amigo americano, durante casi dos años.

Viernes, 23 de noviembre de 2007.

Acabo de dar mi clase, recojo el pavo y me voy a casa. Son las dos de la tarde y este pavo va a necesitar muchas horas de horno, pienso. Organizo Thanksgiving por primera vez. Los motivos, varios. Uno de ellos, Gabe está lejos de su familia y amigos y a mí me apetece celebrarlo con él y con amigos. Citamos a María José a media tarde para que nos eche una mano y nos echemos unas risas. Experiencia previa en organizar Thanksgiving, ninguna. Por eso Gabe no se separa de su portátil, consultando la web de Martha Stewart ni María José de la cocina, sin fe en la capacidad organizativa del anfitrión. Sí, el pavo necesita muchas horas de horno. Los purés de patata y de boniato, con María José, necesitaron menos horas de las previstas. De las salsas se encarga Paz, quien también ha traído el tenedor para trinchar. A las migas vegetales, Gabe no le quitaba el ojo de encima. Al pavo tampoco le quitó ojo de encima cuando lo trinchó.

Lo sé, soy un conservador.
Ahora dale al play y disfruta del tema It Had To Be You, del músico y actor Harry Connick Jr., incluida en la banda sonora de When Harry met Rally.



Hasta el próximo lunes.

lunes, noviembre 17, 2008

Nuez

[Sirvan estas líneas para aclarar algunas cuestiones en referencia a los últimos post publicados en La Blogola tras la multitud de correos electrónicos, mensajes al móvil y llamadas. Éste no es un blog de pesca. Sí es apto para todos los públicos, si bien no es apto para todos los tipos de humor. En el universo de los Blogs, los hay para todos los gustos. El encuentro entre lector y Blog es, siempre, voluntario. También en La Blogola. La Blogola no es temática. No siempre habla de política, no siempre habla de sexo, no siempre habla de sus lectores, no siempre habla de su autor. La Blogola plantea, a partir de algún hecho real, alguna cuestión que pueda interesar a sus lectores. La Blogola intenta, parafraseando a Oscar Wilde, vivir, no sólo existir.]


Ahora sí, empieza a leer La Blogola de hoy lunes, 17 de noviembre de 2008.

La tradición oral de Costa de Marfil, según cuenta la Profesora de la Universidad Complutense Barbara Fraticelli, explica porqué los ancianos llevan siempre nueces en los bolsillos. En una de las fuentes del comedor de mi casa siempre hay nueces. El pasado sábado disfruté, en el comedor de mi casa, de uno de los momentos más divertidos de los últimos meses en compañía de Paz y Maribel. Cuatro son multitud. Sobre todo si uno de los cuatro es un donut relleno de nueces de macadamia. A Maribel no le gustan, a Paz sí. A mí, digamos que no me apasionan. La nuez es un fruto seco y un cartílago humano. La nuez de macadamia es una variedad del fruto seco que se encuentra en Australia.

Mi madre cumple hoy 63 años. Cuando mi madre tenía mi edad, yo ya tenía un año. Durante mi adolescencia, recuerdo a mi madre explicándome que la aparición de la nuez en el cuello de los hombres significaba el fin de la adolescencia. Asociada dicha aparición al cambio de voz, la nuez no es más que el cartílago que recubre la laringe. Sobresale al dejar el cartílago un espacio más grande para que retumben las cuerdas vocales de una forma más grave. No existe una relación directa entre la gravedad de la voz y la visibilidad de la nuez. Tampoco existe una edad concreta en la que aparece. Mi nuez no se distingue del perfil de mi cuello. La gravedad de mi voz, que recuerdo apareció a los 14 años, ha facilitado que me tomen en serio en infinidad de ocaciones.

Mi nueva Jefa, Cristina, me comentaba el otro día que el hecho de aparentar ser mayor de lo que realmente uno es ayuda, profesionalmente, a que a uno le tomen en serio. Tener una voz grave ayuda, profesionalmente, a que a uno le tomen en serio, al margen del tamaño de la nuez, añado. Día 2 en mi nuevo trabajo. Un compañero de oficina, que no de departamento, me pregunta, curioso, cuánto tiempo llevo trabajando en el proyecto, aun sin estar en la oficina. Dos días, le contesto. El tamaño de la nuez de Sébastien Charles, en el corto Une robe d'été del director Francis Ozon, es del mismo tamaño que su gayness.

Puedes ver el tamaño de la nuez de Sébastien Charles dándole al play y escuchando la canción francesa “Bang, Bang.” Intérprete original, Sheila. Puesta en escena, Sébastien Charles.



Hasta el próximo lunes.

lunes, noviembre 10, 2008

Decoro

Taylor es una estudiante negra en un instituto de Alburquerque, Estados Unidos. La profesora de teatro le pregunta ¿qué quiere ser de mayor? Ella responde: ¿Mi futuro? Me gustaría ser Presidente de Estados Unidos. ¿Ficción o realidad? La escena se desarrolla en la última entrega de la trilogía High School Musical. En el mismo estado sureño, hace tan sólo cincuenta años, los negros no estaban autorizados a entrar en los mismos espacios cerrados que los blancos. No fue hasta 1962 cuando un negro fue admitido en una universidad en Estados Unidos. Ese mismo país, eligió el pasado martes al primer Presidente negro de Estados Unidos. Pellízcate, es una realidad.

Ahora dale al play y escucha el tema American Prayer. Letra y música de Dave Stewart.




Cambio de tercio. Dice Alberto que la legislación española no permite a una persona pescar con más de dos cañas al mismo tiempo. Tiene sentido. Si pican ambas a la vez, puedes hacerte con las dos piezas, aunque con cierta dificultad. En El País Semanal de ayer domingo, el artículo semanal dedicado a la psicología cognitiva, titulaba: “Decídete a tomar decisiones.” Imagina que, en lugar de dos cañas, has plantado el doble. O el triple. Imagina ahora que pican todas a la vez. ¿Qué haces? Sí, tomar una decisión y elegir. Otra opción es lanzar una red, o la pesca de arrastre. Tal como dice Ros, la pesca nocturna distingue dos franjas horarias. Pesca selectiva de bajura, con caña, hasta las 4 de la mañana. Pesca de arrastre, durante las últimas horas de la madrugada.

Verano de 2008. Comienzo a trabajar como Jefe de Estudios en un Centro de Idiomas. Preparar el comienzo de un curso nuevo no es fácil. Lo es menos cuando tu jefe no incluye en su vocabulario la palabra “gracias.” Es septiembre cuando la mayoría de la gente decide aprender inglés, apuntarse al gimnasio y dejar de fumar. El resto lo hace en enero. “¿Crisis? ¿Qué crisis?” Las preguntas, al margen de titular uno de los discos de Supertramp, se las formula José Ignacio Ustarán,
Presidente de la Asociación de Empresas de Formación On-line. Crisis en japonés, según nos cuenta el blog de Héctor García, es la combinación de los caracteres “peligro” y “oportunidad.” ¿Crisis? ¿Qué crisis? Me he preguntado yo este fin de semana que he visitado Santiago de Compostela como subtitulador sincronizante de Cineuropa.


Empezamos y acabamos hablando de pesca. Honesto: “decente o decoroso; recatado, pudoroso; razonable, justo; probo, recto, honrado.” Camaleón: “persona que tiene habilidad para cambiar de actitud y conducta, adoptando en cada caso la más ventajosa.” Decoro: “honor, respeto; pureza, honestidad, recato; honra, pundonor, estimación.” Diccionario de la RAE dixit. Finales de octubre de 2008. Le digo a Julio, uno de los mejores profesores que he contratado para el centro, que me voy de la empresa. Al margen de la sorpresa inicial, me comenta “Bueno, tú llevabas aquí algunos años, ¿no?” Desde este verano, le respondo. Su sorpresa y mi autoestima aumentan. Remata: enhorabuena por tu decoro y buen hacer. ¿Cuándo empiezas en la nueva empresa?, pregunta. El 10 de noviembre de 2008, respondo.

lunes, noviembre 03, 2008

Martes

Mañana es el primer martes después del primer lunes de noviembre. Es, desde 1875, el día elegido para que los estadounidenses acudan a votar. A finales del siglo XIX, la mayoría de la población de Estados Unidos se dedicaba a la agricultura y a la ganadería. Noviembre es, antes y ahora, uno de los meses en los que la actividad en el campo se reduce drásticamente. La cosecha ha finalizado y el duro invierno todavía no ha llegado, lo que facilita los desplazamientos de la población rural. Éstos debían realizar largos viajes para poder votar, por lo que algunos iniciaban su viaje el día anterior. Éste no podía ser domingo, ya que sería incompatible con el culto religioso. El primer martes después del primer lunes aseguraba, además, la no coincidencia del día de las elecciones con la festividad católica de Todos los Santos, al tiempo que facilitaba la participación en las elecciones de los comerciantes, el verdadero motor de un país. Éstos cerraban sus cuentas el primer día del mes, lo que, según la Comisión Federal Electoral, el éxito o fracaso económico del comerciante podía influir en la votación.




Me encantan las road movies. “Well I can't tell you where I'm going, I'm not sure of where I've been/But I know I must keep travelin' till my road comes to an end/I'm out here on my journey, trying to make the most of it/I'm a puzzle, I must figure out where all my pieces fit.” “No te puedo decir dónde voy a ir, no estoy seguro dónde he estado/Sé que debo continuar el viaje hasta que mi camino llegue a su fin/Aquí estoy en mi recorrido, tratando de sacar el mayor provecho/Soy un puzzle que debe encontrar dónde encajan todas sus piezas” Es Dolly Parton quien utiliza estos versos al comienzo del tema “Travelin’thru” “Viajando a través”. El tema forma parte de la banda sonora de Transamerica, la película donde Felicity Huffman interpreta a una persona transexual que, en coche, recorre Estados Unidos de costa a costa al tiempo que la historia recorre la vida del protagonista, Bree.

Son cuatro los principales retos del 44º Presidente de los Estados Unidos. El primero de ellos, la gestión de la victoria. Si gana Obama, saber administrar tanta expectativa creada ante sus capacidades políticas y personales. Si gana McCain, evitar el posible desánimo bursátil – nacional e internacional - ante la supuesta continuidad en la política económica. El segundo reto, inyectar ánimo en los mercados de todo el mundo y no limitarse a inyectar liquidez en las grandes responsables de la situación económica actual. El tercero, trabajar por la seguridad nacional – una de las mayores preocupaciones de los norteamericanos – lo que significaría trabajar por la seguridad mundial. El último reto del próximo Presidente de Estados Unidos es mejorar las relaciones internacionales, con los países amigos y los países enemigos. En definitiva, los estadounidenses eligen mañana al Presidente de Estados Unidos que gestionará la mala herencia de Bush y un futuro incierto.

Escucha el tema “Travelin’ Thru” de Dolly Parton dándole al play.




Hasta el próximo lunes.