lunes, septiembre 22, 2008

Nada

Lunes y Septiembre, las unidades de tiempo que más me ponen. Lo sé, soy un tipo raro. Nací un lunes, día de energías renovadas, comienzo de semana, una nueva oportunidad para empezar de nuevo. No nací en septiembre, mes de pilas cargadas, comienzo de año, una nueva oportunidad para la vida. Hoy es lunes y septiembre. Después de un año, después de mi travesía del desierto, he vuelto con las pilas más cargadas que nunca, con más voluntad de empezar de nuevo que nunca, con más ganas de aprovechar las oportunidades de la vida que nunca. He vuelto y no es sólo un buen propósito de año nuevo. Lo he hecho para quedarme.

¿Qué ha pasado durante los últimos doce meses? He acudido a decenas de entrevistas de trabajo, decepcionado a antiguos amigos, acabado proyectos, coleccionado trabajos temporales, conocido a personas, tocado fondo, acudido a una boda, superado crisis, recopilado amantes, despedido a amigos, cambiado de compañeros de piso, montado en bici, sufrido varios ataques de lumbago, aprobado exámenes, adelgazado, viajado, engordado, querido a mi familia, pensado en mi abuela, tomado prestado dinero, vendido libros, recibido clases, bebido alcohol, devuelto dinero, enfermado, impartido clases de inglés, tenido sexo, recuperado amistades, empezado proyectos, robado, conseguido un trabajo a tiempo completo, conocido a Carlos.

¿Qué va a pasar los próximos doce meses? Voy a aprender a nadar, devolver todo el dinero que me han prestado, realizar el curso de adaptación pedagógica, leer los domingos por la tarde, tener sexo, trabajar duro, mantener amigos, hablar menos, respirar mejor, recuperar amistades, escribir más, organizar fiestas, solicitar realizar el doctorado en Estados Unidos, querer más, fortalecer los músculos de mi espalda, pensar menos, empezar proyectos, perdonar, mantener mi recién estrenado trabajo a tiempo completo, conocer a Noa, comer mejor, pedir perdón, ahorrar, cuidar mi salud, dar alegrías, mejorar mi sueco, asistir a un par de bodas, acabar mi travesía del desierto, conocer más a Carlos.

Julia, quien me ha acompañado en la travesía del desierto, me dice que el único propósito a realizar es hacer. Hacer y no pensar. Si lo hubiera pensado, no me hubiera apuntado a clases de natación. Jueves, primer día de clase: “Buenos días, ¿la clase de nivel 0? – Yo soy el monitor, pero a esta hora sólo hay una clase y es de nivel 1 – Mejor me voy a mi casa… - No, ya que estás aquí, nada. Vete para allá de crol y vuélvete de espalda. Nada.” Martes, segundo día de clase: “Buenos días… - Al agua, quiero que hagáis dos largos de crol punto muerto, dos de espaldas, otros dos de crol completo… ¿Entendido?” Jueves, tercer día de clase, llego al vestuario. “Buenos días” Un hombre, de espaldas, se acaba de poner el bañador. Vaya culito pienso. Se gira y me da los buenos días el juez más guapo de la Audiencia Nacional.

Dale al play y escucha el tema Rentrée de Grande Marlaska.



Hasta el próximo lunes.

8 comentarios:

Doctora Queer dijo...

Welcome back!

Fernandito dijo...

Benvingut!!!

Ylva dijo...

Jag ser att du planerar att förbättra din svenska. Bra idé!

cuinetes dijo...

Ya era hora! Me alegro que por fin empieces el curso.

Halo dijo...

me encanta que vuelvas y también grande maslaska... agggggg
besos y quédate es una orden!!!!

Nela dijo...

Te he echado muuuuuuucho de menos. Más de lo que te imaginas.
besos.

Anónimo dijo...

Era tú estado de ánimo o el nuevo anuncio de COCA-COLA.

Benvingut de nou.

btbw/architecture dijo...

Hola José Luís,
Como me gusta estar en tu lista de links.
A ver si nos vemos pronto y nos ponemos al día con cotilleos de nuestras vidas en vivo y en directo (uy uy uy) :-)
Un beso a Rocko. :-D

martina