lunes, febrero 26, 2007

No quiero ser un perdedor


Acaba la pasada semana mencionando la adorable Little Miss Sunshine.



Dice Olive que no quiere ser una perdedora porque su padre odia a los perdedores. Dice el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española que un perdedor es una persona que no consigue lo que espera, desea o ama. Hace un par de semanas, escuchaba una conversación entre dos amigas de treinta y tantos. Una le decía a la otra que sentía que su vida había sido un fracaso, que creía no haber tenido éxito en la vida. La amiga, sorprendida, le recordaba lo que, a su entender, habían sido éxitos en su vida: un buen trabajo en el que disfrutaba todos los días, una relación estable con un tipo estupendo, un ático en propiedad en pleno centro, viajar todos los años a un país diferente… La que se creía una perdedora, una fracasada en la vida, le respondía que la cuestión de tener éxito no sólo tenía una interpretación. Lo que para una persona es tener éxito en la vida, para otra es todo lo contrario.


Aquí tenéis uno de los cortos en los que participé como guionista en California. Mothman! o ¡El Hombre Polilla!


Pero no hablaba hoy de polillas sino de perdedores y la Historia está llena de ganadores y perdedores. El pasado 18 de febrero, los andaluces que acudieron a refrendar el nuevo Estatuto de Andalucía lo apoyaron con un 87,45% de síes frente a un 9,48 de noes. Sin embargo, los andaluces que se quedaron en casa fueron el 63,72%. Sólo el 36,28% de los ciudadanos de Andalucía con derecho a voto acudieron a las urnas. La semana posterior al referéndum andaluz, escuché en diferentes emisoras de radio que una baja participación confirma la buena salud de una democracia: la gente no necesita ir a votar porque todo va bien. La democracia, por tanto, no debe tener perdedores entre sus ciudadanos. El abuelo de Olive, la niña protagonista de Little Miss Sunshine que no quiere ser una perdedora, le responde que un perdedor es alguien que teme tanto no ganar que ni siquiera lo intenta. No intenta ganar un concurso infantil, no intenta aprender un idioma, no intenta enamorarse de su mejor amigo, no intenta mantenerse en forma o no intenta participar en una democracia. Yo no quiero ser un perdedor, ¿y tú?

Os dejo con Razorlight y su tema I can’t stop this feeling I’ve got.



Hasta la próxima semana.

7 comentarios:

Doctora Queer dijo...

Acabo de volver de Murcia, que es una ciudad moderna donde las haya (probablemente como reacción a tanto conservadurismo que hay por ahí) y vi una camiseta que estuve a punto de comprar: "I want to be a looser!"

Porque, sí, yo quiero ser un perdedor. No hay nada peor para un estadounidense que ser un perdedor, ya lo hemos aprendido en las pelis gringas. Es el peor de los insultos.

Afortunadamente en España aún no hemos llegado a esos extremos. ¿Será porque somos menos competitivos? ¿Será porque nos la trae todo un poco más al pairo?

No sé, pero me agobia la idea de tener que "triunfar" en la vida: ¡qué relax no querer ser ni el primero ni el mejor!

Halo dijo...

I'm a looser baby so why don't you come in!!! - Beck

Tessjano dijo...

¡Cuánta razón condensada en un par de párrafos! ¡Perdedores! Pufff... ¿Quién no se ha sentido así alguna vez? Pero bueno, supongo que como dice el abuelo de la niña, hay que intentarlo. Siempre queremos más de lo que tenemos ya, y si encima eres ambicioso... no sé... no sé que más añadir, jajajaja.

En cuanto al corto, voy a echarle un vistazo. Me encantan las polillas, aunque bueno, algunas son muy grandes y peludas y esas me da asco tocarlas. Pero las chiquititas son graciosas, que van como idiotas hacia la luz.

:D

Tessjano dijo...

Dioooos... ¡Me encanta como baila la chica-abeja!

marisabel dijo...

Díos mío que horrooor! Lo siento pero me parece horroroso, horroroso, no debe ser un corto para "cortos" ja,ja,ja... yo no he captado el mensaje (si es que lo hay!). En cuanto a lo de perdedores-ganadores, éxito-fracaso... si no existiera la luz nunca sabríamos que estamos a oscuras.En fin que no quiero entrar en la competición americana por el éxito (como dicen en un libro que me han regalado recientemente: en USA si no eres feliz te envian al FBI o a la agencia de au pairs). En la vida no sumas puntos, ni pasas a otra pantalla, pero que es esto? Estoy hasta los ovarios ya de este tema!

Anónimo dijo...

No quiero ni plantearme el tema perdedor/ganador uffffffff.
¿Lo importante es participar?
Un beso,
Cristina

and the winner is dijo...

No he entendido nada lo del corto ese... pero nada de nada...

Creo que perdedor es alguien que ha perdido algo o a alguien... o sea que si no ganas un concurso de belleza, tampoco lo pierdes por que nunca lo has tenido...
Quizá lo que le pase a tu amiga es que cree que ha "perdido" el tiempo haciendo cosas que no le hacen feliz...
y nada más faltaría que para todo el mundo el éxito significara lo mismo!
Creo que ganar o perder no te hacen más feliz...
Puedes ser feliz o infeliz, tanto da si pierdes como si ganas!